Así le hizo el feo Melania Trump a la nueva primera dama Jill Biden

Melania Trump rompió una tradición de años entre primeras damas, haciendo más complicada la llegada de Jill Biden a la Casa Blanca.

Los gringos están de fiesta pues hoy por fin se va Donald Trump para que Joe Biden ocupe la presidencia número 46 de Estados Unidos. Sin embargo, el pleito del corazón se puso más bueno que el político porque así le hizo el feo Melania Trump a Jill Biden el día en que también, es la toma de posesión de las primeras damas.

Resulta que por años, el presidente saliente y el entrante se encuentran por última vez en la toma de posesión en las escalinatas del Capitolio y las esposas del presidente acuden al evento. Sin embargo, Melania Trump acaba de romper esta tradición milenaria haciéndole el feo a Jill.

Instagram: patrickjdylan

Melania Trump desprecia a Jill Biden en su ascenso como primera dama

Pese a que desde 1953 es tradición que la primera dama en turno dé un tour por la Casa Blanca a la primera dama entrante, Melania Trump decidió hacer esta excepción con Jill Biden todo pese a que Michelle Obama sí lo hizo con ella.

Esta tradición la inició la esposa del presidente Harry S. Truman, Bess Truman quien le dio el tour a la esposa de Eisenhower, Mamie Eisenhower.

Instagram: drbiden

Distintos analistas políticos han criticado la decisión de Melania Trump de dejar plantada a Jill Biden en el paseo por la Casa Blanca, asegurando que esta era una tradición inquebrantable por años sin importar si los presidentes electos eran demócratas o republicanos.

Sin embargo, es bien sabido que Melania Trump no disfrutó el papel de primera dama, debido a que en el pasado filtraron audios en los cuales revelaba su descontento con la decoración del hogar, una tarea asignada a la esposa del presidente.

En años anteriores, distintas primeras damas hicieron regalos a las nuevas primeras damas, cosa que no ocurrirá el día de hoy demostrando que no solo Trump, Melania también es bien payasa, porque de ella esperábamos un poquito más.

Donald Trump también se saltó otra de las tradiciones para con el nuevo presidente Joe Biden pues tampoco le entregará la oficina oval de la Casa Blanca desde donde administre al país.