LOL: Vendían pescado con ojos falsos para hacer que luciera fresco

Amigas, dense cuenta, jajaja.

Seguro esta historia ya la viste por todos lados, pero nosotros no podíamos evitar retomarla para que te divirtieras un poco con este fraude de pescados y ojitos de plástico.

LEE TAMBIÉN:

Este gato pescadero es lo más tierno que verás hoy

Gato disfrazado "que vende pescado" en Vietnam se viraliza en internet por su extremo nivel de "kawaii".

Y es que resulta que en Kuwait, un lugar lejano y desconocido en el Medio Oriente, las autoridades tuvieron que cerrar una pescadería porque vendía pescado en mal estado, pero además, lo ocultaba con una treta TREMENDA.

Así los clientes cuando descubrieron lo que estaba pasando…

Giphy

El hecho se dio a conocer a través de un video en Facebook en el que está todo en árabe o algo así, y la mujer que lo grabó estaba denunciando que fue a la pescadería y le dieron casi casi que gato por liebre.

Y las imágenes son ATERRADORAS.

https://www.facebook.com/Ayman.Mat.News/videos/1475870085847456/

Así que luego de que el fraude le diera la vuelta al mundo, las autoridades kuwaitís ordenaron el cierre inmediato del local porque oigan… eso no se hace.

Un catfish hecho y derecho. 

Y es que neta… ¿no les da miedo el pez con el ojo de mentiras?

Noticieros Televisa

Obviamente la imagen desató una serie de comentarios y de críticas, pero también muchos chistes.

Ya sabes: chistes del tipo… “Oiga jefe, el pez ya no está bueno ¿cómo lo vendemos?”… “Ah, pus ponle ojitos de plástico, seguro nadie se dará cuenta”. 

Jajaja la cosa es ¿cuántas mojarras así se habrán vendido antes de que los clientes se dieran cuenta de la tranza?

INCREÍBLE.

Es como la vez que las mujeres compraron las botas chancla vaqueras.

¡Les vieron la cara!

Especial

En fin… ¿hubieras comprado el pez con ojitos de plástico?

a) Ay yo no me hubiera dado cuenta.

b) Sin duda: ¡sabroso sabroso!

c) No, era evidente su FALSEDAD.

d) Sí ha de estar bueno.

Ya sabes, la próxima vez no “le midas el agua a los camotes” por la apariencia de los ojos del pescadito que nada ahí.