Mujeres desconocidas fingen amistad para librarse de acosador

El sujeto no entendió que "No es No" y por eso esta extraña le ayudó a una mujer en apuros a deshacerse de él.

Una mujer que solo quería pasar un rato de silencio leyendo un libro mientras tomaba algo, fue abordada por un insistente sujeto que no supo apreciar la privacidad ajena.

En un bar del este de Londres, Amna Saleem atendía sus asuntos en completa soledad cuando un sujeto se le acercó para invitarle un trago.

Amna amablemente le dijo que no pero él insistió.

“Solo será un trago,” dijo él.

“No, gracias,” respondió ella con toda la amabilidad que pudo reunir en ese momento.

“Vamos, es SOLO un trago,” insistió el sujeto.

“Mira, solo quiero leer mi libro en lo que espero a mi novio,” dijo Amna intentando no ser grosera.

Luego la respuesta del sujeto insistente llevó la conversación a un lugar aún más incómodo.

¿Tu novio no te deja tener amigos?

Amna, casi sin otra salida que irse del bar y continuar leyendo en otra parte, comenzó a irritarse, pero justo cuando estuvo a punto de reaccionar ante la estúpida pregunta retórica del sujeto, pasó algo que probablemente hará que vuelvas a tener fe en la humanidad.

Una mujer que aparentemente había prestado mucha atención a la situación que sufría Amna, decidió tomar cartas en el asunto y acercarse a ella para fingir que era una amiga de toda la vida para así ahuyentar al sujeto que la había estado molestando.

Con completa naturalidad la mujer, que Amna nunca había visto en su vida, se acercó a ella y le dijo “Amiga” antes de abrazarla.

La joven luego dijo en Twitter que al abrazarla como una vieja amiga, la mujer se acercó a su oído para preguntarle en voz baja si todo estaba bien.

Al final el sujeto se sacó de onda y optó por irse.

Ahora Amna quiere que todas las mujeres que se vean en un aprieto similar hagan lo que hizo aquella amable extraña y continúen apoyándose entre ellas para hacer de este un mundo más seguro para todas.

Por su parte, el castroso debería entender que “no es no”.