El oscuro secreto detrás del perro cuidando la bicicleta de su dueño
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

El oscuro secreto detrás del perro obediente cuidando la bicicleta de su dueño

Perro obediente cuida la bicicleta de su dueño

El mame

El oscuro secreto detrás del perro obediente cuidando la bicicleta de su dueño

El oscuro secreto detrás del perro obediente cuidando la bicicleta de su dueño

Este repoio huele a maltrato animal

La historia es un eterno retorno de lo mismo, siempre condenada a repetirse; inevitablemente la paz se rompe, los imperios caen y los repoios se vuelven a viralizar.

En esta ocasión, nos topamos con un video de lo más “simpático”: un perrito aguarda atentamente a su dueño junto a su bicicleta. Pero el perro labrador no se limita a solo esperar, sino que sus patas delanteras permanecen sobre la bicicleta del dueño, como protegiéndola.

Cuando regresa su humano, monta la bicicleta, el perro salta a la parrilla trasera y ambos se van tranquilamente por la calle.

En principio, todo parece muy bonito, pero para los más fijados, es evidente que el perro no va peculiarmente cómodo.



Ahondando a la improbabilidad de la maroma y gracia del perro, nos topamos con la siguiente imagen que parece revelar un triste secreto (virales con oscuros secretos, quién lo hubiera imaginado… en serio, desconfíen de todo viral):

Owner beats obedient dog

Dos cosas resaltan: para empezar, el tamaño repoio del video, pues, según la fecha de subida a Imgur, existe por lo menos desde 2012, y por otro lado, el aparente maltrato con el que el dueño recompensa la obediencia del perrito.

Ahora, siendo sinceros, nosotros no nos atrevemos a afirmar qué es lo que estaba haciendo el dueño en las imágenes de la derecha. Sí, parece que está amenazando con golpes (quizá hasta golpeando) al perro mientras una señora chismosa preocupada observa, pero las imágenes sin movimiento ni contexto pueden llegar a ser engañosas.

Dejaremos que ustedes (la máquina de odio de la Internet) lleguen a sus propias conclusiones (como si necesitaran de nuestro permiso) y desfoguen su indignación como mejor les parezca. ¿El “truquito de la bicicleta” será un caso de maltrato animal? ¿O toda domesticación es una relación condescendiente de poder?

 

Arriba