Tragedia y meme; así es la vida de los que tienen nombres peculiares

Todos aquellos que tienen un nombre –o apellido– poco común o extranjero seguro saben el camino de oprobio y sufrimiento al que están condenados, por vivir en un mundo donde...

Todos aquellos que tienen un nombre –o apellido– poco común o extranjero seguro saben el camino de oprobio y sufrimiento al que están condenados, por vivir en un mundo donde nadie sabe escribir el apelativo que con tanto amor y dignidad le otorgaron –o heredaron– sus padres.

Nosotros en lo personal no conocemos esa tragedia porque a nosotros sí nos pusieron nombres cristianos avalados por la Iglesia Católica. Pero somos muy empáticos y olemos su tristeza a leguas.

Así que para aquellos que no gozan de nuestra extraordinaria sensibilidad, actualmente los usuarios de Twitter andan bien animosos y cotorros compartiendo sus tristes historias personales sobre nombres mal “escrotos”, mal escuchados o simplemente jamás entendidos:

¡CORRAN CÁMARAS!