Tips para no engordar durante la época decembrina

Diciembre es señal de muchas cosas: regalos, tener que ver a fuerza a tu familia, frío y, sobre todo, comida… deliciosa y engordante comida. Por eso y para que no...

Diciembre es señal de muchas cosas: regalos, tener que ver a fuerza a tu familia, frío y, sobre todo, comida… deliciosa y engordante comida. Por eso y para que no sufras, ni tampoco tus arterias, te traemos la guía definitiva para que no engordes esta época decembrina.

Ejercicios laterales de cabeza

Este es infalible. Cada que te ofrezcan comida solo tienes que hacer este pequeño ejercicio que evita el engordamiento. Es simple: mueve la cabeza de izquierda a derecha en repetidas ocasiones.

Toma dos copas de alcohol por cada bocado de comida

Esto tiene una justificación 100tífika. Está comprobado, por múltiples estudios y experiencias particulares en experimentos de campo, que el alcohol te pone idiota. Así que a este ritmo, para el séptimo bocado ya estarás visitando el suelo y, adivinaste, no engordarás.

Pide que solo preparen romeritos

¿A quién le gustan los romeritos, sinceramente? Del puro disgusto no comerás nada salvo tres tortillas con sal o un pedazo de baguette dura. Soluciones ingeniosas a problemas desesperados.

Pídele a un niño que te describa cómo sabe el bacalao

La mejor forma de tenerle antipatía a un alimento es pedirle a un infante, inocente y sincero, que te diga a qué sabe. Del bacalao te dirá que su sabor salado, la excesiva cantidad de aceite y el vinagre hasta por las orejas, son razones concretas para solo pedir un poco de sidra y nada más.

Cocina

Darte cuenta lo ridículamente complejo, oloroso, cansado y odioso que es cocinar para toda tu familia te hará querer pedir una pizza o un pollito frito, que por cierto ese día no llegará.

Haz un maratón de Evangelion

Ver la obra maestra de Hideaki Anno te llevará a un punto de no retorno en el que cuestionarás tu vida y las decisiones que has tomado. Hazlo y platícanos si le entendiste al final. Si no lo entiendes no comerás más que hielo y limón hasta marzo.

Celebra la Navidad como Dios manda

La Navidad se trata de unos migrantes que paren a su criatura allanando un establo que es propiedad privada. Solo tienes que parir ese día y esperar que los romanos no te encuentren. Nada de regalos ni de comidas raras.

Peléate con tu tía la religiosa

Hay formas de hacer que la cena se vuelva incómoda y nadie te obligue a cenar. Una de ellas, y de las más fáciles, es decirle a tu tía Lourdes que los fetos no son seres humanos, que las parejas homoparentales tienen derecho a adoptar o que no se puede comprobar la existencia de dios.

Facebook

Habla del terreno que dejó tu abuelo

Uffff, tus tíos se van a divertir y tú no te vas a embotar todo ese lomito mechado que te hace ojitos.

Cambia el pavo por una bola de cartón

Se ven igual y saben casi igual. Pero el cartón tiene o% de calorías y grasa.

Finge tu muerte

Así te quedas acostadito en tu cuarto, fingiendo que estás muerto, y resucitas al tercer día que el recalentado ya se acabó o se echó a perder.

https://giphy.com/gifs/gotham-mXygxxIfVDMVdPBEkX