Si te aguantas un pedo te puede salir por la boca: expertos

La ciencia ha hecho preguntas impresionantes, para las que aún quedan muchas dudas. ¿De dónde venimos? ¿Dios existe? ¿De qué sabor es el refresco sabor rojo? ¿Qué pasa cuando te aguantas un pedo? Para la última ya tenemos respuesta y no es para nada lo que esperas.

Investigadores de la Universidad de Newcastel (la ciudad donde estaba el equipo donde jugó Kuno Becker, cuando no le deseaba la muerte a la gente en Twitter) buscaron encontrar todas las respuestas a este fenómeno hediondo pero natural del cuerpo.

Cambiaron las dietas de la gente que participó en el estudio y lograron identificar patrones para que los pedos no sean ya un misterio que te aguantas cuando vas a casa de tus amigos o cuando estás en el cine ligando a media película.

Entre sus resultados, encontraron que la gente que consume más fibra en sus alimentos se pedorrea menos… pero estos son más poderosos. Es decir, comer carne y garnachitas te hará echarte un pedo a cada rato.

Por otro lado, ser healthy y tomar jugos de herbalife logrará que sean menos tus gases, pero serán más potentes porque la fibra hace que se acumulen y salgan en una sola emisión, no en entregas a cada hora.

Purrrfect

Ahora, también identificaron que la gente que se los aguanta, sean marranos con su alimentación o no, terminará expulsando una cantidad obscena de gas cuando el cuerpo lo requiera.

Aguantarse solamente logrará que se acumulen más y más y más y más… y por algún lado debe salir. Aquí, el problema es que si no encuentras un lugar para que tu tripa se sosiegue, estos llegarán al abdomen a causar hinchazón y el camino hacia arriba nos lleva a un solo lugar: tu boca.

Entonces ya no serás solo una saeta pedorrienta y olorosa, sino que serás una persona con un aliento oloroso, apestoso, el estómago hinchado y la tripa acumulando cada vez más gases.

Como bien dice el gran filósofo moderno, ogro distinguido, El Chuerk: mejor afuera que adentro.