Perdió a toda su familia en un accidente pero viajo al Mundi
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Perdió a toda su familia en un accidente pero viajó al Mundial para cumplirles su sueño

Perdió toda familia accidente viajo Mundial cumplirles sueño

El mame

Perdió a toda su familia en un accidente pero viajó al Mundial para cumplirles su sueño

Gilberto Martinez en Rusia

Perdió a toda su familia en un accidente pero viajó al Mundial para cumplirles su sueño

En el 2001 Verónica Raschiotto se mudó de Lanus a México por cuestiones de trabajo. A sus 25 años, terminó como financial controller en una de las  desarrolladoras inmobiliarias más grandes de Estados Unidos. Pero antes, cuando apenas había llegado al D.F conoció al hombre con el que formó una familia (Gilberto Martínez).

El 18 de diciembre del 2004 se casó con un abogado mexicano en el Hotel Panamericano. Tuvieron dos hijos y una vida prácticamente perfecta, sin embargo sufrieron un trágico accidente.

El 28 de abril de este año, un chico de 21 años manejaba a toda velocidad chocó en Delray Beach, Florida, con una camioneta 4×4 en la que Verónica, a punto de cumplir 43, Mía, de 6 años y Diego de 8 años, murieron en el acto. El único que sobreviviente de la familia fue Gilberto Martínez.

Antes, del trágico accidente, la familia había organizado un viaje al Mundial de Rusia. A menos de dos meses de la muerte de su familia, Gilberto decidió emprender el viaje.  El último domingo, en el Día del Padre  vio el triunfo de México frente a Alemania, con los Fan ID’s de su mujer y sus hijos colgados.

Gilberto dijo que decidió hacer el viaje por recomendación de su psicóloga:

“Para cerrar el único tema pendiente en una familia hermosa. Cumplir el sueño de los cuatro y el de mi hijo, Diego, que iba a estar en su primer Mundial y en el sexto mío”

“Fue muy difícil llamar a la aerolínea y a los hoteles y pedir que cambien los nombres de los pasajes y reservas. Vinieron dos amigos en lugar de ellos. Uno, argentino. También usan estas camisetas para recordarlos”, cuenta. Gilberto aclara que, para respetar lo planeado, “no se cambió nada del viaje”.

El primer partido que Gilberto vio fue el de Messi contra Islandia, de esa manera le cumplió el primer sueño de su hijo, quién jugaba y quería ser futbolista profesional.

Gilberto también llevo playeras y en la parte de atrás escribió: “Vero, Diego, Mía, siempre conmigo”.

“El partido de México fue terrible. Día del Padre. Era muy difícil. Era el momento de llegar, de vivirlo, de pensar en ellos. Hubo momentos muy fuertes, el momento del gol, el himno, cuando termina el partido. Drené mucho y saqué mucho. Este es un viaje que cada momento tiene un recuerdo”, cuenta.

Subió el video del gol a Facebook y recibió más de 3 mil mensajes de apoyo.

Otra de las razones por las que Gilberto decidió viajar a Rusia fue para conocer al representante de Guillermo Ochoa porque cuando murió su familia, Ochoa le mandó un mensaje diciendo que su hijo sería el ángel que lo ayudaría a volar. Gil le fue a regalar los guantes que usaba su hijo.

El arquero después del partido del domingo le mando un mensaje a Gilberto que decía: “Esto fue por tu familia”.

Arriba