OMG: casi se queda CIEGA por usar pestañas postizas
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

OMG: casi se queda CIEGA por usar pestañas postizas

OMG: casi se queda CIEGA por usar pestañas postizas

El mame

OMG: casi se queda CIEGA por usar pestañas postizas

OMG: casi se queda CIEGA por usar pestañas postizas

Hemos escuchado hasta el cansancio que la belleza duele… pero esto es demasiado real. Una muchachona estuvo a punto de perder la visión por usar unas pestañas postizas, lo que nos mete el miedo y nos deja puras ganas de ser feos y no tratar de aparentarlo.

WTF: Esta mujer asegura haber tenido sexo con 20 fantasmas ¡y se va a casar con uno!

Todo en esta historia parecía normal, pero así es como se cuecen las desgracias en todo el mundo. Esta reina de la belleza diaria, llamada Megan, fue a un salón de belleza para que le pusieran sus extensiones de pestañas. Cuando le pusieron el pegamento empezó a sentir un poco de dolor y a ver manchas blancas, pero le aseguraron que eso es normal.

OMG: casi se queda CIEGA por usar pestañas postizas

Twitter

¿NORMAL? Normal es que te chillen los ojos o te arda un poquito el párpado, no que empieces a ver Navidad justo después de que te echaron un pegamento fuerte cerca de una de las partes más sensibles del cuerpo.

Después cerró los ojos, esperando que al abrirlos el dolor desapareciera y solo fuera un mal momento… pero ya no pudo abrirlos. Los párpados se le pegaron y el caos y el drama empezó.

OMG: casi se queda CIEGA por usar pestañas postizas

Twitter

“Chicas, pónganse muy muy al tiro de dónde se hacen sus pestañas postizas. Me hice las mías en un lugar nuevo y resultó que me echaron pegamento para uñas en mis oclayos bellos. Perdí la visión por dos horas. Gracias al Chapulín Colorado la hinchazón ya va bajando, pero todavía me duele un buen. Pónganse al tiro, raza”

La encargada del salón le confesó que no había usado pegamento para pestañas, sino para UÑAS, que es mucho más fuerte y que, básicamente, corroe la uña y la hace porosa con químicos para que no se caiga nada.

En su testimonio nos deja claro lo mucho que le duele y lo cerca que estuvo de perder la visión y, la Netflix, también nos da miedo a todos. Queremos ponernos pestañas y vernos lindas, no quedarnos cegatonas por culpa de alguien que no hace bien su trabajo.

Pero, bueno, ahora para Megan lo de que la belleza duele tiene más sentido, pero esperamos que nunca más le vuelva a doler… o que si le duela no sea algo que pueda matarla o dejarla seriamente herida.

 

Arriba