¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Descubren a mono que utiliza Instagram como si fuera humano

Este mono se hizo viral por usar Instagram como un humano... en una de esas es tu compa

Sabemos que hay mucho animal suelto en todas las redes sociales, pero nunca pensamos que fuera tan literal, porque acabamos de encontrar un mono que utiliza Instagram como si fuera un humano.

Es neta del planeta, como diría tu tío. Un activista compartió un video de un monitobebé que estaba utilizando un smartphone y no estamos hablando de nomás agarrarlo, realmente lo estaba usando.

Este changuito, que tiene tu misma carita pero es más carismático, estaba entrándole duro al Instagram, que tenía abierto revisando las historias de pura monada.

Lo más impresionante es que realmente lo usaba como si fuera uno más de nosotros. No andaba picándole a lo bruto, como muchas veces tú lo haces, sino que realmente estaba entendiendo cómo funciona Instagram.

Por otro lado, nunca hay que menospreciar la inteligencia de los monitos. Estos pueden generar conexiones lógicas entre hechos aislados, teniendo un estilo de pensamiento similar a los humanos tontos.

Por supuesto, esto no significa que será inteligentes como tú (asumiendo que lo eres, por supuesto), sino que entienden algo similar a como aprenden los bebitos humanos.

Esto te hará reflexionar la siguiente vez que escuches a una señora o señor decir que su hijo o hija es una genia por usar bien un dispositivo electrónico que ella o él nomás son viejos y no entienden qué es una selfie.

Y puede que también tengamos que darle un premio a los desarrolladores de Instagram, porque su aplicación está tan bien diseñada que hasta un chango puede usarla sin problemas.

Ahora falta saber si este mono en realidad no está empezando una sociedad secreta de primates para poder conquistar al mundo, porque están evolucionando y ahora quieren vengarse de los humanos.

Esperemos que más bien sea nada más un chango adicto a los filtros y con ganas de andas vigilando a sus amigos por cada lado que los tiene.

Con información El Comercio