México tendría al candidato presidencial más atractivo, ¿pero será el más apto?

El actor mexicano conocido por ser conservador y muy cristiano apostólico romano, podría acabar colocándose la ansiada Banda Presidencial.

La posibilidad de que se ponga la Banda Presidencial es remota, pero no deja de ser una posibilidad.

Resulta que hace algunos días Rigoberto Rodríguez Rangel, dirigente estatal del Partido Encuentro Social (PES) en Tamaulipas, destapó al actor Eduardo Verástegui como su posible precandidato presidencial.

Durante una conferencia de prensa, Rodríguez Rangel dijo que se evalúa la posibilidad de que este actor con nula experiencia política sea quien contienda a nombre de su partido por la presidencia.

“Un tamaulipeco que es apoyado por parte de la sociedad y empresarios que se han acercado al PES, su nombre es Eduardo Verástegui,” dijo el dirigente estatal con un tono ominoso.

El político también dijo que ha habido acercamientos con Morena para ver si establecen una alianza que fortalezca su presencia en el estado.

Con este anuncio no solo se abre la posibilidad de que México tenga al candidato o presidente más atractivo del planeta, sino que también nos hace preguntarnos exactamente en qué están pensando estos partidos que ponen al más guapo como su candidato, pero no al más apto.

Y no decimos que Verástegui no sea apto por ser católico conservador (tiene el derecho de creer en lo que quiera), sino porque, de plano, este personaje nunca ha hecho política a nivel profesional en su vida.

Un poco de Verástegui

El actor tamaulipeco redescubrió su fe católica hace más de una década cuando trabajaba en Hollywood. Desde entonces defiende los principios del matrimonio tradicional, la libertad religiosa y el derecho a la vida. En otras palabras, se opone al aborto y a la unión de personas del mismo sexo.

Debido a que Verástegui tiene “nectes” con algunos productores, hace unos años armó una productora llamada Metatonia Films que ha producido algunos largometrajes que, precisamente, buscan enaltecer los valores con los que Verástegui y sus socios se identifican.

Metatonia es un término griego que podría traducirse como “arrepentimiento” o “conversión” y, bueno, en 2006 lanzó una película llamada Bella que por supuesto protagonizó Verástegui y cuenta la historia de una joven que iba a abortar pero que luego se arrepiente.

Bella tiene 44% de frescura en Rotten Tomatoes y fue calificada en este agregador como una película simple que logró hacerse un espacio en la escena de la cinematografía independiente gracias a los comentarios favorables de la gente.

Si bien lo de Verástegui Presidente es todavía poco más que una posibilidad, el actor sí que haría historia como el primer candidato presidencial del PES, un partido nacido en 2014 que en 2018 contenderá por primera vez por hacerse un lugar en la Silla.