Meghan Markle adoptó a este perro que iba a ser sacrificado

La ahora duquesa, Meghan Markle, rescató y adoptó a un perro que iba a ser sacrificado.

Guy es el perro más suertudo del mundo; años atrás fue abandonado en un bosque de Kentucky e iba ser sacrificado, pero la actriz Meghan Markle lo salvó y lo adoptó. Hoy, el can pertenece a la corte inglesa, ahora que su dueña es la esposa del príncipe Harry.

Quienes conocen la historia de Guy apenas pueden creerlo.

Guy vivía en un refugio después de haberse perdido en un bosque de Kentucky, y ahora está viviendo en un palacio”, afirmó Dolores Doherty, quien dirige la asociación A Dog’s Dream Rescue.

El perro recién había sido llevado a Canadá cuando Meghan Markle –quien entonces grababa la serie de televisión Suits– se topó con él. Según Doherty, la actriz estaba buscando compañía para su pastor alemán, Bogart.

Guy por poco se pierde la oportunidad de vivir la vida de rey.

Es adorable con sus largas orejas cafés y sus ojos grandes y su pequeño cuerpo redondo. Le habíamos mostrado otro perro a Meghan que pensamos que podía hacer un buen equipo, pero ella vio a Guy e inmediatamente quiso llevárselo a casa”, confesó la dirigente de A Dog’s Dream Rescue.

Ahora Guy vive en Inglaterra con Harry y Meghan. En cambio, Bogart no corrió con la misma suerte. El pastor alemán estaba demasiado viejo y un viaje así no era recomendable para él, así que se quedó con amigos de Markle en Canadá.

Vía La Nación