Mandó por el drenaje a su hámster, luego de que aerolínea le prohibió subirlo al avión

Uno como quiera, pero ¿los animalitos?

Una estudiante de la Universidad de Texas se sintió en la penosa necesidad de mandar a su querido hamster por el retrete, luego de que Spirit Airlines no la dejara subirlo.

Varias aerolíneas tienen un programa de animales de apoyo emocional, el cual permite que pasajeros que así lo requieran, puedan subir a sus animalito, sin cargo extra, para que los acompañen durante el vuelo.

Agarrándose de ese pretexto, muchas personas aprovechan esta política para poder trasladar a sus animales de manera gratuita, apelando a que son de “apoyo emocional”. Ante esta situación, las aerolíneas se han visto en la necesidad de restringir el acceso a estas mascotas.

Algo así le pasó a Belen Aldecosea, de 21 años. En una entrevista para el Miami Herald, la estudiante dijo que verificó dos veces con la aerolínea para ver si podía llevar consigo durante un vuelo a Pebbles, su hámster, el cual estaba certificado por su doctor como una mascota de apoyo emocional.

Según Aldecosea, la aerolínea confirmó que podía llevar al animal. Después, el vocero de Spirit Airlines rectificó diciendo que:

Nuestro representante de reservaciones, desafortunadamente, informó mal a la pasajera acerca de si estaba permitido que su hámster volara como un animal de apoyo emocional en Spirit Airlines.

Cuando Belen intentó subir al avión, le dijeron que los roedores no estaban permitidos. Según ella, aceptó tomar un vuelo más tarde para ver qué podía hacer con su mascota, pero no conocía a nadie que pudiera recogerla. Según ella, un empleado le sugirió mandar a su hámster por el retrete, cosa que la aerolínea niega.

Al final, después de, supuestamente, intentarlo todo, terminó echando a Pebbles al excusado y jalándole.

Después de esta decisión, la aerolínea declaró que les “rompía el corazón” que la pasajera decidiera terminar con la vida de su mascota. Por otro lado, los anima listas de PETA no tardaron en llegar, para decir que Belen debería enfrentar cargos por crueldad animal.

Al final, es la palabra de Belen contra la de la aerolínea. Típico caso él dijo, ella dijo. Probablemente nunca sabremos la verdad. Lo único cierto es que Pebbles nunca regresará.