OILA: Laura Zapata defiende a Vicente Fernández tras polémica por el ‘hígado gay’

Defendiendo lo indefendible...

El tema del transplante de hígado que rechazó el cantante mexicano Vicente Fernández por miedo a que fuera de un “drogadicto” o un “homosexual” no ha dejado de sonar, y ahora la que opinó al respecto fue la actriz Laura Zapata a quien todos recordamos por sus acertadas opiniones.

Resulta que al término de una conferencia en torno a la Asociación Nacional de Intérpretes, que Zapata busca dirigir, la actriz se refirió al tema del Charro de Huentitán y a las burlas y memes que le hicieron después de su controvertida declaración.

Aquí Zapata:

Instagram

La señora dijo que todo era un tema de “respeto” y que se debía respetar el pensamiento de don Vicente…

“Yo creo que así como se respeta la decisión de la sexualidad de LGBH… no me la sé de memoria, perdón, no es grosería, LGBTI… así también se debe respetar el pensamiento de Vicente Fernández”.

Y claro que todos nos quedamos así…

Know Your Meme

Pero la señora Zapata no se detuvo ahí y dijo que no se puede satanizar a nadie, mucho menos a las personas que son conservadoras como el Chente, a quien también llamó una “gloria nacional”.

Así lo dijo:

“Los que piden respeto, resulta que no lo dan, porque sabes que si alguien da una opinión en la que no están de acuerdo algunos, se van en contra de un señor que es una gloria nacional, no me parece. También pido respeto, sobre todo para los ídolos nacionales. Yo lo respeto profundamente y hay que respetar lo que él expone y lo que él piensa. Yo respeto a todos, pero que me respeten a mí”.

Total que nos volvimos a quedar así…

Know Your Meme

Una vez más, doña Laura dio esa opinión tan conocida del “hay que respetar la opinión de los demás”, sin tomar en cuenta que a veces esas opiniones estigmatizan y generan discriminación hacia cierto sector de la población, en este caso las personas con adicciones, homosexuales, y además, donadoras de órganos.

¿A quién le vas?

a) A cualquiera menos a esos dos.

b) A Laura y el Chente, evidentemente.

c) A nadie.