La modelo brasileña con una pierna biónica es todo lo que necesitas para ponerte bien eléctrico

La modelo brasilera Paola Antonini está rompiendo el Internet por ser la cumbre de la belleza y la sensualidad, además de tener la pierna más badass del mundo, porque es...

La modelo brasilera Paola Antonini está rompiendo el Internet por ser la cumbre de la belleza y la sensualidad, además de tener la pierna más badass del mundo, porque es una prótesis biónica que te rompería la cara si empiezas de puerco cochinote.

LEE TAMBIÉN:

Esta modelo subastará su virginidad para entrar a la universidad

Dice que para entrar a la prestigiosa Universidad de Cambridge tendrá que subastar su virginidad por más de 890 mil libras.

Antonini se ganó el respeto y admiración del mundo después de no darse por vencida a pesar de haber perdido una de sus piernas. Contrario a eso, se puso a trabaja en sí misma para no abandonar su sueño de ser modelo y ser feliz como a ella se le diera la gana.

La solución a su amputación fue una prótesis de pierna con biotecnología, lo que convierte en una especie de androide con carita angelical y una historia de superación que deja en ridículo tus dramas salvando el semestre.

Instagram

Perdió su pierna tras ser arrollada por una conductora irresponsable, por lo que va por el mundo ayudando a otros que se encuentran en la misma situación. Aunque tiene una extremidad menos, ella sigue siendo una persona completa, y es lo que ha ido predicando por el mundo desde hace años.

Instagram

A través de su cuenta de Instagram podemos ver cómo la vida, a pesar de tenerla un poco en contra, no pudo tumbar y a cambio ella le dio patadas en el trasero a quienes creyeron que su vida iba a cambiar después del accidente.

Instagram

Ahora vive la vida en grande, siendo fabulosa y teniendo la seguridad de que está más evolucionada que tú y está más cerca de ser una superheroina que cualquier de nosotros sentados en la comodidad y la desgracias de nuestras oficinas godín, mientras nuestras piernas de carne y hueso sufren estar sentados todo el día.