¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Frustró los planes del “Grinch” de robarse la navidad llamando al 911

Cuando los oficiales de policía del poblado de Byram recibieron la llamada de TyLon, no dieron crédito a lo que estaban escuchando.

Una noche de diciembre como cualquier otra, el servicio de emergencias del 911 del poblado de Byram, en Misisipi, recibió una llamada peculiar.

Al otro lado de la línea estaba TyLon Pittman, un niño de cinco años de edad que, preocupado porque el Grinch se robara la navidad, pidió auxilio a las autoridades para evitar que sus macabros planes no pudiera concretar.

TyLon le dijo a la Policía que se aterraba solo en pensar qué sería de él y del mundo si el Grinch se robaba la navidad este año. TeResa Brown Pittman, madre del pequeño, reveló posteriormente que ese miedo nació después de su hijo vio algunos videos de YouTube. sobre la criatura fantástica creada por el escritor infantil Dr. Seuss.

“Quiero decirles algo,” dijo TyLon, aterrorizado. “Tengan cuidado con el Grinch. Porque el Grinch se robará la navidad, ¿está bien?”.

Luego de charlar con el niño por teléfono, Lauren Develle, una oficial de policía, acudió su casa para asegurarle con total seriedad que ella y el resto de los oficiales de la ley se asegurarían de que el Grinch no le robara sus regalos.

Tras deliberarlo un rato, el resto de los policías tuvo la idea de hacerle algo especial a TyLon y por eso lo invitaron al Departamento de Policía local para que la conociera, pero cuando llegó en compañía de su madre, el pequeño se llevó una gran sorpresa al descubrir que detrás de una de las patrullas estaba ni más ni menos que el Grinch, esposado, torturado, ensangrentado y posiblemente auscultado.

Bueno, tal vez no lo torturaron, pero sí estaba esposado detrás de la patrulla, pidiendo a gritos que le dieran una muerte rápida.

Eso tampoco pasó, pero habría estado genial, ¿no?

Ya hablando en serio

No, TyLon vio que la Policía “ya había detenido” al Grinch y que, luego de interrogarlo, el verde y peludo villano le aseguró al pequeño que ya no intentaría robarse la navidad.

Brown dijo que el Grinch le ofreció disculpas a su hijo y juró que ya no volvería a hacer maldades y que en su lugar donaría a la caridad.

La madre confesó ante las cámaras de ABC News que cuando se enteró que su hijo de cinco años había llamado al 911 para denunciar los planes del Grinch, al principio no lo creyó, pero que luego no tuvo de otra que reír a carcajadas.

TeResa dijo que su hijo siempre ha mostrado un especial interés por unirse a la Policía, pero tendrá que esperar a cumplir 21 años para llenar su solicitud y formar parte de las fuerzas de la ley.

Tal vez lo logres, TyLon. Tal vez lo logres, pequeñín.