Estas fotos nos demuestran que todavía hay gente buena en el mundo

Pequeñas acciones provocan grandes cambios

¿Eres de los que ya perdieron la fe en la humanidad y piensan que todos, absolutamente todos los habitantes de este planeta son unos gandallas mala onda?

Pues nosotros pensábamos igual hasta que nos topamos con varias imágenes de personas que hacen el bien de forma desinteresada, demostrándonos que para cambiar la vida de quienes nos rodean no hacen falta grandes recursos, sino únicamente pequeñas acciones.

A ver qué te parecen:

En esta tienda pusieron un pequeño sofa para que una ancianita que va a leer libros puediera sentarse:

Una persona encontró este mensaje en el parabrisas de su auto:

Un día caluroso, este niño se puso a regalar limonada:

A este aficionado le sobraban entradas para un partido de futbol, y en lugar de venderlas decidió regalarlas a unos niños:

El chofer de este camión le obsequia dulces a los pasajeros:

Un grupo de rescatistas salvó a un burro que estaba atrapado en un lago, él les agradeció con una bella sonrisa:

En su primer día de clases, estos choppers acompañaron hasta el colegio a este chico con síndrome de down.

Él vende pizzas de sólo 1 dólar para los necesitados.

A ella le gusta todo el mundo, y eso nos hace felices:

Esta pequeñita vendió todos sus juguetes y usó el dinero para ayudar a los animales:

Este oficial charla y le hace compañía a un chico con autismo que quería suicidarse.

Ellos le ofrecen protección a los estudiantes que se sientan inseguros o en peligro.

Alguien le dejó su sombrilla a este gatito durante la lluvia.

El hizo lo propio con este perrito:

Los letreros en esta tienda dicen:

“Puedes llevar gratis productos de este estante si los necesitas”

y…

“¡Queridos clientes! Pueden sumar productos comprados a este estante, para ayudar a los que lo necesitan”

Alguien montó una biblioteca para quién desee leer algo:

Nomás por cotorrear, un vecino recolectó hojas e invitó a los demás a saltar en ellas:

Luego de que la nieve cubrió las calles con una capa de metro y medio, una empresa local compró pizzas para que todos los que se encontraran cerca pudieran comer:

Nada como ayudar a quién lo necesita:

Un ejemplo más:

Ryan Reynolds (el famoso Deadpool) se reunió con varios niños de la organización Children’s Wish Foundation.

Inspirador ¿no?

Ojalá todos sigamos estos ejemplo y pongamos nuestro granito de arena para hacer de este mundo un lugar mejor.