Fans cantan "Bohemian Rhapsody" en un cine
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Fans de Queen cantan “Bohemian Rhapsody” en un cine y suenan mejor que Freddie Mercury

El mame

Fans de Queen cantan “Bohemian Rhapsody” en un cine y suenan mejor que Freddie Mercury

Fans de Queen cantan “Bohemian Rhapsody” en un cine y suenan mejor que Freddie Mercury

Parece que la euforia por Queen, Freddie Mercury y su nueva película Bohemian Rhapsody no acabará pronto. Pasamos solo de ver a la gente reproducir y llevar la canción a los primeros lugares de popularidad, a las muestras en plena calle, en vivo a todo color, de este fanatismo.

El día en que México abucheó a Queen y decidieron no regresar jamás

Estas imágenes las captamos en un cine de esos que hay repartidos por la ciudad. Parecía un escena normal, en las que la gente espera antes de poder entrar a la sala y masticar ruidosamente sus palomitas o ponerle todo el brillo a la pantalla de su celular.

Pero to cambió cuando un grupito de personas comenzaron a cantar “Bohemian Rhapsody”, posiblemente la canción más famosa del grupo, así como el himno actual de todos los bares que sirven promociones de cerveza y alitas.

Para algunos esto fue de “qué oso, we”, y una muestra mas de que los millennials vienen a destruir su mundo que huele a AXXE de chocolate y gel de moco de gorila.

Fans cantan "Bohemian Rhapsody" en un cine

Twitter

Tal parece que los adultos de este mundo todavía no conciben que ellos sean los únicos de las 23 millones de personas al mes que conocen a Queen, o a sus demás grupos que suenan en Universal Estéreo, pero qué les vamos a hacer. Este es un mundo libre.

Lo que nos queda claro es que este grupo coral fue al cine con la intención de darle a los asistentes (unos 20 por lo que se logra ver) un momento de paz, alegría y música antes de que entraran a la sala.

Por supuesto que lo que verían sería un poco más aventurado y un poco más producido, pero siempre se agradecen este tipo de actividades que demuestran que, realmente, lo que veremos es tan grande como nos imaginamos.

Así que deja que tu tío siga haciendo corajes, tú disfruta la película.

Arriba