¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Esta almohada es lo que necesitas urgentemente si eres un “cuatro ojos”

Este es un llamado para todos aquellos que no pueden apoyar la cabeza sobre una almohada cuando usan gafas.

Los que seguimos aferrándonos a usar gafas en nuestra vida diaria sabemos muy bien lo molesto que es hacer algo tan sencillo como recostar la cabeza sobre una almohada.

Cuando lo haces los lentes se te desajustan y no puedes ver nada. A veces las patas de las gafas te lastiman la sien y otras simplemente es imposible usarlos para usar el celular o la televisión.

Por eso muchos de nosotros optamos por quitarnos los lentes y conformarnos con saber que nuestra vida será miserable para siempre.

O al menos… eso pensábamos.

Resulta que un verdadero genio al que deberían darle el premio Nobel de la Paz inventó la LaySee Pillow, que es una almohada de diseño extraño creada especialmente para quienes usamos lentes y no estamos dispuestos a quitárnoslos cuando apoyamos nuestra cabeza sobre algo suave y cómodo.

Está hecha de látex natural y tiene un espacio entre los cojines donde apoyas la mandíbula y la sien para que tus lentes no se desajusten y puedas mirar la televisión o hacer lo que quieras sin problemas.

Mide unos 30 centímetros de ancho y largo, y de altura tiene 11 centímetros. No es grande, pero tampoco chica, y lo importante es que parece servir bastante bien.

Además está hecha con materiales sustentables (para tranquilidad de quienes les importe eso).

No queremos sonar como comercial, pero en serio morimos de ganas por probar una de estas almohadas que, si bien a primera vista lucen como una abominación del diseño, prometen ser funcionales y eso, a nuestro parecer, es lo que importa.

El nombre es estúpido pero ¿qué más da? Esta almohada promete sumar un escalón a la larga escalera hacia la dignidad que tanto nos ha costado subir a los “cuatro ojos”.

Si te metes a la página oficial de LaySee Pillow puedes encontrarla en $80 y $90 dólares (más costos de envío), pero si se te hace muy cara, bien podrías fusilarte el diseño y decirle a algún amigo que sepa hacer cojines o almohadas que se arme una en corto para ti, ¿no? Igual y haces negocio y sacas a la familia de la pobreza.