¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Don Omar tendrá que pagar costosísima reparación después de que su perro destrozara un auto

Ay, pero le dieron lobo en lugar de perro.

Don Omar tendrá que sacar las moneditas que guardaba debajo del colchón, porque la reparación de un auto deportivo de lujo le saldrá en ojo de la cara, porque su perro decidió, de buenas a primeras, comérselo… sí, así como lo escuchas.

Bueno, bueno… tal vez fue un poco exagerado. No es como que se lo haya comido, pero la verdad es que sí le metió una desgraciada bien intensa y pues ahora quién sabe en cuánto le quieran cobrar el chistecito del Firulais.

Y no es que le hayamos dado un nombre genérico a su lomito para hablar de él. En realidad, el perro de Don Omar sí se llama así: Firulais. Como sea, este canijo no entiende qué es el dinero ni qué es gastar, porque nada más come, caga y duerme, pero su dueño sí sabrá qué es.

Según el cantante de reggaetón, al despertar en la mañana escuchó un poco de ruido y al buscar el origen de este, descubrió que era el cochino Firulais dándole una tuneada a su Porsche. Así fue como él describió el momento:

“Y te levantas en la mañana a descubrir que Firulais se entretiene mordiendo tu Porsche de $250,000.00. En esta casa hoy se come perro caliente, ¿qué harían ustedes con Firulais luego de semejante muestra de afecto?”

Ve nomás cómo lo desgració:

No sabemos el tamaño de ese perro, pero puede que le hayan vendido un lobo en vez de un lomito. Como sea, lo cierto es que le desgració el carrito de muchos muchos millones de pesitos mexicanos, que son por supuesto más de que lo vales tú para este mundo.

Esperemos que no tenga que comer atún lo que resta del mes y que, por supuesto, no cocine a su perritobebé, porque eso fue lo que más no dio miedo de sus declaraciones.

Con información de Superlike