Compra un perro que no ladraba porque ¡era un zorro!
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Compró un perro que no ladraba porque ¡era un zorro!

compra-perro-spitz-le-dan-zorro-salvaje

El mame

Compró un perro que no ladraba porque ¡era un zorro!

Quería un perro de raza rara pero le dieron un zorro salvaje (Reddit).

Compró un perro que no ladraba porque ¡era un zorro!

Compra un perro que no ladraba porque era un zorro salvaje que luego tuvo que entregar a un zoológico.

Compra un perro que no ladraba porque era un zorro salvaje que luego tuvo que entregar a un zoológico.

Lee también: Video: Astuto zorro ladrón le roba la cartera a un transeúnte

Ella quería un perrito raza Spitz, que es muy bella y se caracteriza por tener un abundante pelaje color blanco que crece en dos capas y protege al animal de los climas extremadamente fríos.

Wang, la víctima de la estafa, pagó una gran cantidad de dinero (dicen los medios locales que poco más de 190 dólares) por su perro “de raza” y cuando lo obtuvo, no pudo haber estado más feliz.

cachorro-de-zorro-que-wang-su-duena-confundio-con-un-perro-spitz

Fotos del zorro que le dieron a Wang haciéndola pensar que era un perro (Twitter).

Al principio el “perro” fue adorable pues era un cachorrito lindo y esponjoso, pero luego creció y sus características físicas comenzaron a perfilarse hacia las de un zorro.

Orejas levantadas y puntiagudas, una cola larga y felpudita, mirada penetrante y hocico largo.

cachorro-de-zorro-que-wang-su-duena-confundio-con-un-perro-spitz

Twitter

Conforme crecía, el “perro” dejó de parecerse a un can y comenzó a convertirse en miembro de otra familia, la de los vulpinos.

Al pasar de los meses, Wang notó que “su perro” se comportaba raro. Para empezar, nunca ladró, le gustaba hacer agujeros en donde fuera y rechazaba la comida para perros que le ofrecía su dueña.

cachorro-de-zorro-que-wang-su-duena-confundio-con-un-perro-spitz

Twitter

Cuando salía a pasear con su “mamá”, ese “perro” alejaba a otros canes que, al parecer, estaban aterrados de él.

Cuando Wang de plano no pudo más con la sospecha, llevó a su mascota al veterinario y allí le dijeron lo impensable: “señora, usted no compró un perro, sino un zorro”.

cachorro-de-zorro-que-wang-su-duena-confundio-con-un-perro-spitz

Twitter

En otras palabras, le dieron zorro por perro.

Como el zorrito, elegante, hermoso y letal, era un animal salvaje y muy agresivo, Wang tuvo que cederlo a un zoológico, donde un grupo de expertos se dedicaron a atender su majestuosidad natural.

Y así termina la balada de Wang y el zorro, dejándonos un agridulce sabor de boca y una importante lección: si compras perros, que sea en un lugar certificado y no en el mercado ambulante.

O mejor aún, no compres perros y adopta, que siempre habrá un animal que necesite techo y cariño.

Popular

Arriba