Como caerle bien a un gato y hacer que te ame
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Tips para siempre caerle bien a un gatitobebé

como-caerle-bien-a-un-gato-de-cualquier-tipo

El mame

Tips para siempre caerle bien a un gatitobebé

Imagen de un gato siendo acariciado en contra de su voluntad (Pixabay).

Tips para siempre caerle bien a un gatitobebé

Como caerle bien a un gato y hacer que te ame para que seas feliz por siempre.

Como caerle bien a un gato y hacer que te ame para que seas feliz por siempre.

¿Es este el gato de Hulk o qué pedo? El felino más musculoso del mundo

Los gatos no son como los perros: son altaneros, hermosos y orgullosos, y por ello es difícil caerles bien a pesar de que sean nuestros animales favoritos.

Caerle mal a un felino es algo que estresa mucho a los amantes de los gatos. Es por eso que consultamos la Gran Biblioteca del Internet de los Animalitosbebé para saber qué nos dicen los Sabios de la Supercarretera de la Información al respecto.

La primera regla básica es ¡actuar como si los odiaras!

Aunque no lo creas, los gatos aman acercarse a la gente que no quiere gatos cerca. No sabemos porqué, pero eso hacen.

No mires a un gato directo a los ojos: evita el contacto visual con él (o ella) y espera a que se te acerque solo.

Ten paciencia: No te apresures a apretarlo, mejor deja que se frote contra ti para establecer contacto físico en la forma de un suave masaje detrás de las orejas o sus mejillas de gatitobebé.

Sé silencioso: si llevas perro o traes niños, será difícil que un gato quiera estar contigo (a menos que sea súper sociable y lindo).

Hazte su aliado: Deja caer tus manos si estás sentado en una silla o de plano, siéntate en el piso. Así el gato verá que estás a su nivel y que no tiene que saltar a tu regazo para hacerse notar.

Aplica la técnica “Miguel Ángel”: Así como algunas de las pinturas del genio renacentista, debes colgar tu mano con el dedo índice medio extendido hacia la nariz del gato para que este te huela y se acostumbre a tu olor. Esta técnica es de las mejores para hacer que un felino se adapte a tu presencia.

Si de plano nada de esto funciona, toma un láser o un juguetito de esos que parecen caña de pescar y juega con él a ver que hace.

Al final, los gatos son dueños del cariño que dan, así que si un gato se niega a hacerte caso, tal vez nunca lo mereciste.

No obligues a un gato a quererte ni veas su desdén como un reto o una invitación a insistir, mejor acepta que simplemente no le caes bien y ya.

Arriba