“Chiquis” Rivera engordó y la gente la hizo carnitas en sus comentarios

Pobre...

Pobre Chiquis Rivera… desde que murió su mamá Jenny Rivera a.k.a. la diva del género grupero, la vida no se ha portado nada bien con ella. O sea, sí debe ser súper chido heredar la fortuna que tu mamá amasó con tanto esfuerzo, pero cuando estás frente a un público tan ruin y voraz debe ser terrible.

Si estás perdido en el Universo y no sabes quién es Jenny aquí está:

Instagram

A cambio de qué… *le rompe una botella en la cabeza a su acompañante*

Y bueno, Jenny tuvo a esta hija a quien todos le dicen “Chiquis”

Instagram

La cosa es que recientemente la pasó muy mal por una serie de declaraciones que se dieron en su contra por parte de sus primas, quienes hicieron comentarios sobre un ya sonadísimo trío que Chiquis tuvo con el esposo de su difunta mamá, Esteban Loaiza. ¡Qué loco, ¿no?!

Pero bueno, intentando salir adelante, Chiquis siempre comparte fotos en las que presume todo su fashionismo… hasta que compartió esta foto:

Instagram

Y los comentarios negativos acerca de su peso y las botas que trae puestas no se hicieron esperar…

Por ejemplo, pudimos leer esto:

“Miss piggie ?; Se engordo mas; Y la dieta que tanto anunciabas o anuncias no se !!!!! Cada vez mas gordilla !!!!; Estás embarazada? O estás pasada de quesadillas y pambazos?; El grosor … maldita sea ❤”…

O comentarios realmente crueles como este:

“Ya estás buena para las carnitas”…

Jajajaja, se pasan… la cosa es que Chiquis ni se inmuta por estos comentarios, y bien por ella. ¿Se han puesto a pensar en cómo viviríamos si le pusiéramos atención a todo lo que la gente nos dice? Muchos de ustedes estarían hechos carnitas o algo peor, y por eso el bullying no es para menos.

Además, a Chiquis le va muy bien porque está en la promoción de un material del más puro estilo del regional mexicano que se llama “Entre botellas”… uno ha de salir bien ‘balanceado’ de sus presentaciones en palenques.

Instagram

Así que la próxima vez que quieras burlarte de chiquis piénsalo dos veces porque el espíritu de su mamá puede venir a jalarte las patas ¡pum!

Y ya… eso era todo.

No sean como su prima perdida…