Confirmado, la cerveza si hidrata el cuerpo después de hacer ejercicio

Si alguien te critica por tomar un "chelita" después de un partido de "fucho", tu les puedes contestar que te estás hidratando correctamente y que la ciencia te respalda.

Quienes gustan de ir al gimnasio o de echar un “cascarita” de básquet o de futbol, saben que después de tan intenso ejercicio es necesario refrescarse e hidratarse.

Algunos, los más nice, lo hacen bebiendo bebidas con electrolitos, otros, más sencillos, prefieren el agua y algunos más se refrescan con una deliciosa cerveza.

Sin embargo, la práctica de zamparse una “chelita” después de un partido o de un duro día de entrenamiento no era bien vista por la sociedad…hasta ahora.

Recientemente en España, un estudio comprobó que tomar una refrescante cerveza realmente sí hidrata al cuerpo después de realizar una intensa actividad física.

Este estudio, que se llevó a cabo conjuntamente entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad de Granada, determinó que tomar una cerveza, claro, de forma moderada, permite hidratar al cuerpo.

Pero no solo eso, también descubrieron que la bien amada “chela” es rica en fósforo, potasio, calcio, magnesio, antioxidante y vitamina B.

Estas sustancias son las que pierde el cuerpo cada vez que se realiza una fuerte actividad física.

El estudio determinó que el 95% de lo que compone a una cerveza común es agua, pero el otro 5% restante contiene nutrientes que ayudan al cuerpo.

La cerveza no sólo permite recuperar la hidratación perdida, sino que incluso aumenta la resistencia a la tensión física, reduce el estrés, y preserva la capacidad de visión”, comentó Wilbert Moguel, director general de As Deporte.

Pero las cualidades de la sabrosa birria no terminan ahí, pues la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria la recomienda como un buen elemento en una dieta saludable. ¡Eeeh!

Los componentes de la cerveza también ayudan a reducir las enfermedades del corazón y reducen el riesgo de un ataque cardiaco. También aumenta la efectividad de la insulina y ayuda a la digestión.

Y lo mejor de todo, si no eres muy afín a alcohol, las “chela” sin él también tiene las mismas propiedades.

Así que ya lo sabes, si alguien te critica por tomar un fría después de un partido de fucho, tu les puedes contestar que te estás hidratando correctamente y que la ciencia te respalda.

Vía: Excélsior