WTF: Hacen una “boda” entre dos perritosbebé y ya andamos esperando que nos lleve el asteroide del 3 de octubre

Perdónanos, diosita

Sabemos que el amor por un lomitobebé o cualquier animalitobebé aliado a veces nos ciega, pero tampoco hay que exagerar. Esta vez, encontramos que en Puerto Vallarta organizaron una boda entre dos perritos y, francamente, no sabemos ni qué pensar.

LEE TAMBIÉN:

El Oscuro y milenario Origen del Xoloitzcuintle, el perro mexicano para los dioses

El origen del Xoloitzcuintle, el perro mexicano, es tan oscuro y místico como su pelaje y su edad

El evento se realizó dentro de un hotel donde los señores rosas y con camisas floreadas van a pasar sus vacaciones o sus retiros, mientras tú ni AFORE tienes. Aquí, vemos cómo la ceremonia fue gestionada de manera que se viera como una película de Adam Sandler o algo así.

Y, claro, el protocolo fue como el de cualquier boda humana, salvo que aquí había dos perritosbebé en medio que no sabían ni qué demonios estaba pasando, pero igual estaban ahí porque no les queda de otra y porque las croquetas y los masajes se consiguen haciendo lo que el esclavo humano pide.

No sabemos por qué o con qué motivo se realizó la boda. Tal vez solo es por conveniencia de la familia de alguno de los dos, porque así van a mezclar sus razas y después quitarle la mitad de todo, mediante sus bienes mancomunados.

Claro, lo mejor sería saber que estos dos se casaron por amor. O mejor aún, QUE NO SE CASARAN Y VIVIERAN COMO PERRITOSBEBÉ QUE SON, pero esa es otra historia que no nos toca del todo, nosotros nada más venimos a criticar a sus dueños.

Como sea, ahora ya están casados y unidos por la iglesia de perros, que les impide olerle la colita a otros perros o tener perrhijos fuera del matrimonio.

Ahora solo esperamos que el asteroide del tres de octubre se apiade de nosotros y le quite su sufrimiento a todos los lomitosbebé, michisbebé y cualquier animal que el humano ha creído que puede modificar como se le dé la gana en vez de dejarlos ser.