¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Este genio creó una app para llevarte burritos a la puerta del salón

¡Hay talento, solo falta apoyarlo!

Con la app El niño de los burritos, estudiantes de Aguascalientes reciben burritos, calientitos y en la puerta del salón.

¿Cuántas veces te ha entrado el monchis mientra estás en clase? Encontrar el antojito perfecto no siempre es fácil. Uno se tiene que aventurar en los puestos, solo para encontrar que las quesadillas de picadillo que tanto te gustan ya se acabaron. Por suerte, un joven emprendedor de la Universidad Autónoma de Aguascalientes ya tiene app para entrega de burritos directo en tu salón. ¡Genio!

Gerardo Murillo, mejor conocido como el “Geras”, es un chico de 20 años que empezó llevando tortas como lunch. Estudiaba la carrera de Ingeniería Industrial en esa universidad.

“Como mi papá y mi tía vendían tacos de guisados, era muy fácil comprar bolillos y agarrar de lo que ellos ya habían preparado. Me los llevaba como lunch a la escuela y mis amigos me empezaban a comprar y decían: ¡Hey, tráeme una!,” contó a Vice.

Fuente: El Niño de los Burritos

Así fue como en 2015 surgió la idea no de vender tortas sino algo más práctico: burritos. “La verdad solamente necesitas una tortilla, una bolsa y una hielera donde los cargas”. Tras decir YOLO, dejar los estudios y mejor dedicarse a su negocio, junto con su hermano empezó a vender burritos a 15 pesos en los extremos de la planta baja de la universidad.

Fuente: El Niño de los Burritos

El negocio fue creciendo al grado que casi les pedían 150 burritos al día con una ganancia de 1,500 pesos. ¿Los ingredientes? chicharrón verde, chicharrón rojo, picadillo, discadas, pierna y rajas con queso.

Fuente: El Niño de los Burritos

Pero llegó un punto en el cual estuvo a punto de descontrolarse.

Me hacían pedidos por WhatsApp, y otros me decían “hey. ven a mi salón”. Se me acababan y me empezaban a reclamar porque no les tocaba a todos.

Fue hasta que en una plática con sus amigos surgió la idea, primero de hacer una página web, y después una aplicación.

Fuente: El Niño de los Burritos

Lo que yo quería era que el cliente pudiera tener un burrito. Una aplicación donde pudieran ver cuántos había disponibles, de qué sabores y a dónde se los iban a entregar.

Como dirían The Beatles “with a little help of my friends” logró que en marzo de 2017 surgiera una app que se llama El niño de los burritos que muestra a qué hora habrá burritos, de qué guisados hay, cuántos hay disponibles y a dónde los van a ir a dejar.

Se llama “El niño de los burritos” porque los clientes decían “mira, ahí viene el morro burrero”, o cosas como “ahí viene el niño de los burritos”. La verdad es que está padre y es algo que se pega en la mente.

Fuente: El Niño de los Burritos

Como todo en este mundo virtual, no eres nadie hasta que te vuelves viral. El 18 de agosto un usuario rompió el secreto del negocio underground y furtivo en la universidad (porque está prohibido el ambulantaje) para dar a conocer la app.

Desde ese entonces diario venden entre 550 y 600 burritos. Además sus hermanos y amigos se han convertido en repartidores. Gerardo y su hermana se encargan de la preparación desde las 5 de la mañana hasta las 9:10 am que se liberan los burritos. Incluso los directivos de la universidad ya se acercaron para decirle que no hay bronca y darles el visto bueno a los burritos.

Fuente: El Niño de los Burritos

Lo malo es que los pedidos solo se hacen para la Universidad Autónoma de Aguascalientes, pero si todo sale bien con el changarro, puede que Gerardo se expanda por Aguascalientes e incluso a nivel nacional en un futuro.

Vía: Vice