OMG: Abrieron la exposición más grande de manga y estamos seguros que huele a OBO

¡Por fin!

La más grande y genial exposición jamás hecha sobre el manga japonés por fin abrió sus puertas para todos esos otakus y amantes de la historieta japonesa y estamos seguros de que huele bastantito a OBO.

Esta se abrió en el Museo Británico de Londres y jamás había antes una de este tamaño fuera de su país de origen, Japoón. Aquí, podremos ver cómo ha evolucionado de ser una de las formas más antiguas y con más raíces de la ilustración hasta ser la industria millonaria que es ahora.

Según los curadores de esta gran exposición, el manga se ha convertido en la forma narrativa más popular del mundo, por lo que merece estar exhibida en los lugares más grandes y fancys de este planeta.

Dentro de la expo podremos ver la evolución del mangas desde hace más de dos siglos hasta el mundo, así como su paso de ser una forma narrativa tradicional, pasando por la aparición del primer manga moderno (que según los que saben es Astro Boy) hasta los mangas contemporáneos que muestran formas diferentes de su narrativa y la integración de este formato a la animación.

Como es algo internacional y bien chido alv, no está dedicada solo a los que ya le saben a este pedo. También está adecuada para los novatos en este mundo, para que aprendan a leerlos y cómo es que ha cautivado a millones de personas que huelen TREMENDO.

Así mismo, se busca que se quite el estigma del manga como algo infantil por pertenecer al mundo de la caricatura, la ilustración y la animación, formatos generalmente apoyados en el público infantil, gracias a una industria grandísima en Estados Unidos y Europa, no como la de Japón.

Gracias a eso, podremos ver cómo los mangakas (así se les dice a los que los hacen, no es un insulto) han recuperado historias tan simples y tan complejas como la ciencia ficción y los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, la fantasía y la guerra, o el drama y el descubrimiento identitario juvenil.

Este es un buen momento para echarse unas vacaciones a Reino Unido y ver cómo, aunque la frikiplaza huele a obo, este mundo es tan interesante, complejo y divertido, para tener a todos esos muchachitos alardeando cada día, orgullosos, de ser otakus.

Con información de La Jornada