Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

ERIZOS

Casual, una serpiente arrastrando a un dragón barbudo porque Australia…

Una serpiente gwardar arrastrando a un dragón barbudo

El mame

Casual, una serpiente arrastrando a un dragón barbudo porque Australia…

Casual, una serpiente arrastrando a un dragón barbudo porque Australia…

Otro día en Australia…

Aunque no nos gusta caer en lugares comunes y usar estereotipos para demostrar un punto, no podemos evitarlo en esta ocasión. Una serpiente venenosa arrastrando un dragón barbudo por el desierto; nada grita más ¡AUSTRALIA! que eso. Bueno, sí podría ser mas australiano. Si hubiera llegado un canguro a golpear en la cara a la serpiente poco antes de ser devorado por un tiburón terrestre. Pero bueno, es lo que hay.

 

Con el corazón de otoño en el corazón y el celular en mano

Un hombre de nombre Andrew Hull se topó a la alegre serpiente con su presa en las fauces y decidió grabarlo y publicarlo en la Facebook. Dicho en sus propias palabras:

Pues, estaba manejando por el camino desde Wilcannia, componiendo un poema para Ian Marr, el corazón lleno de arbusto, el sol de otoño y el amplio camino rojo, sobre el cual yacía una gran serpiente café comiéndose a un dragón barbudo. Pensé “¡No jodas, Australia!”. Entonces pensé “lo único que necesitaba esta escena era un pobre diablo descalzo que lo grabe con su celular y lo suba a Facebook”…. Y así lo hice.

 

So I'm driving up the river road from Wilcannia, composing a poem for Ian Marr, heart full of the bush, the autumn sun, and the wide red road, upon which lay a sizeable brown snake eating a bearded dragon. I thought "bugger me – Australia!!" Then thought 'the only thing this scene needs is a barefoot bogan to film it on his phone and stick it on Facebook'….So I did.For licensing or usage contact licensing@viralhog.com

Dikirim oleh Andrew Hull pada 28 April 2017

 

Y sí, es otoño en Australia. Recuerden que las estaciones se invierten en al hemisferio opuesto.

 

La serpiente probablemente era una Pseudonaja nuchalis, también conocida como marrón occidental o gwardar, su nombre aborigen. Gwardar, literal significa “dale la vuelta”, porque es lo que se recomienda hacer cuando uno se topa con esta preciosura venenosa.

 

 

 

Vía NITV

Arriba