¿Acabado y en la ruina? Pepe Magaña reaparece vendiendo marquesitas para sobrevivir

¿Rendirse? ¡Nunca!

El comediante Pepe Magaña sin saberlo inició un negocio de marquesitas que en la pandemia le daría de comer a él y a su hija Ana.

La pandemia dejó a muchos artistas sin trabajo pues vivían de sus shows, presentaciones y obras de teatro por lo que tuvieron que salir a buscar el pan.

Entre los afectados estaba Pepe Magaña que apareció vendiendo en un local de la CDMX un platillo típico de Yucatán que es, básicamente, unas crepas enrolladas.

Pepe Magaña abrió su puesto de marquesitas en la CDMX para sobrevivir

El actor y comediante de la serie Cachun-cachun-ra-ra serie muy viejita puso desde el 2019 un local de marquesitas postre típico de Yucatán y desde la pandemia, gracias a ese negocio ha logrado darle de comer a su familia.

En una entrevista para Venga la Alegría habló que el negocio familiar ya que lo maneja junto con su hija Ana Paulina, y con el que Pepe Magaña ha podido llevar el sustento a su casa.

“Tenemos 6 comales que trajeron en avión desde Yucatán, las marquesitas se necesita de habilidad para doblarlo dentro del comal caliente, llenarlo de queso, de fruta, mermeladas y doblarlo inmediatamente, si te tardas se rompe”, comentó Magaña en la entrevista.

Tuvo que sacar su lado cocinero | Fuente YouTube

También comentó que aprendió a hacerlas desde hace un año ya que cuando uno pone un negocio tienes que hacerlo bien.

“Yo tengo 42 años de actor, pero como sabrás no hay teatros, no hay shows, las obras están pospuestas, no hay fecha de regreso, yo tuve que salir adelante porque tengo una hija”.

Vende hasta domicilio | Fuente YouTube

Con toda la mente de tiburón Pepe Magaña sin saberlo puso su localito de marquesitas y recientemente, en una nueva entrevista reveló que de hecho, ya tiene dos locales mismos que le están ayudando a enfrentar los estragos del desempleo.

Sin duda, la pandemia sacó el comerciante que muchos llevamos dentro. ¿Verdad? Déjanos saber tu opinión.

***

Síguenos en TikTok para más chisme