Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

ERIZOS

Los resultados de este trasplante de cara son sorprendentes

Estilo

Los resultados de este trasplante de cara son sorprendentes

Los resultados de este trasplante de cara son sorprendentes

Después de una cirugía que duró 56 horas, este hombre logró un exitoso trasplante de cara.

Cuando Andy Sandness tenía 21 años, se intentó quitar la vida pegándose un disparo en la cabeza. No logró su objetivo, sin embargo se desfiguró la cara. A casi 10 años del incidente, Sandness fue sometido a una operación para realizarle un trasplante de cara.

El día en que se disparó, Andy recuerda haberse arrepentido al instante. Describió cómo suplicó a los paramédicos por su vida en el camino al hospital. Al final lograron mantenerlo a salvo, pero se enfrentó a un nuevo reto: aceptarse en sus nuevas condiciones.

Había perdido su nariz, su quijada y dos dientes como consecuencia del disparo.

Le realizaron varias cirugías, en ninguna de las cuales lograron reparar su rostro. Se volvió alguien solitario.

“Nunca terminas de aceptarlo totalmente. Eventualmente dices ‘Ok, ¿hay algo más que pueda hacer?’”

En el 2012 recibió una llamada. La clínica donde había sido atendido todos esos años estaba lanzando un programa de trasplante de cara. Él era un candidato ideal. Tres años después su nombre estaba en la lista y en tan solo cinco meses encontraron un donante.

El rostro que iba a recibir, irónicamente, era el de un chico de 21 años que se había suicidado de un disparo en la cabeza.

La cirugía duró 56 horas después de eso, Andy no pudo ver los resultados sino hasta 3 semanas después. Los resultados lo emocionaron:

“Una vez que pierdes algo que siempre has tenido, te das cuenta de qué implica no tenerlo[…] Y una vez que tienes una segunda oportunidad de tenerlo, nunca lo olvidas”.

Andy Sandness tiene un nuevo rostro después del exitoso trasplante

Ahora puede volver a oler, respirar y comer normalmente. Pudo regresar a ser “una cara más entre la multitud”. Cuando se enteró de que el donante se había suicidado, prometió a su familia que seguiría disfrutando de sus pasatiempos, a través de él.

Vía: The Telegraph

Arriba