Los vestidos de bodas reales en la familia real británica
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Cinco excéntricos vestidos que se usaron para un final de princesa

Estilo

Cinco excéntricos vestidos que se usaron para un final de princesa

Cinco excéntricos vestidos que se usaron para un final de princesa

Y tú que te vas a quedar a vestir santos…

Por fin, después de una larga y ansiada espera, la boda real entre el príncipe Harry de los Windsor y Meghan de los Markle tendrá lugar. La cosa es que con esto de las bodas reales seguro ya todo te da curiosidad mil, o morbo…

Así que para que puedas saciar ese deseo inalcanzable por observar a la familia real de cerca, hemos reunido fotos de las últimas cinco generaciones de vestidos utilizados por las reinas y/o princesas.

Obviamente lo del sábado con Meghan todavía es una incógnita, pero ya lo queremos ver. Aunque no será sorpresa pues en dos ocasiones ya ha portado vestido de novia. 

Primero en su boda “de a de veras” por no decir real, con un tal Trevor Engelson.

Estuvieron casados hace no mucho, entre 2012 y 2013…

Vestidos-bodas-reales

People

Un vestido muy sencillo, la verdad.

Y luego su “boda” con Mike Ross a.k.a. Patrick J. Adams, de acuerdo con el papel de Rachel Zane que Meghan hacía en Suits. 

¡Ay, qué lindo! Parece hada madrina…

Vestidos-bodas-reales

USA Network

Ufff, pero las bodas anteriores han estado igual o más emocionantes que esta y pues las tienes que ver para que el sábado en la noche comentes con tu noble familia lo incréible que estuvo asistir (en sueños y en la página de Erizos) a un capítulo más de la historia de la Mancomunidad de Naciones.

María de Teck y Jorge V

Para la princesa María de Teck más tarde la Reina María y el futuro Rey Jorge V, la elección fue simple: un vestido elegante en tonos blancos y plateados.

Tiene unas líneas que lo decoran y están tejidas en brocado blanco y plateado, además estaba bordado con rosas, cardos y tréboles, y su pequeño velo de encaje estaba abrochado con una rosa diamante de York, o sea muy elegante, pues.

El vestido lo diseñó Arthur Silver, del Silver Studio, una marca reconocida por sus diseños de Art Noveau y sus influencias de arte japonés. La reina María continuó con la tradición de ponerse una serie de flores para decorar el busto y el cabello. Además, tenía encaje de Honiton, mismo que había usado su mamá en su boda.

Importante decir que este matrimonio fue el iniciador de la casa de los Windsor, el apellido que ahora va a tener Meghan. Resulta que Jorge tenía por primos al zar Nicolás II de Rusia y al káiser Guillermo II de Alemania, la cosa es que en ambos sitios derrocaron a la monarquía y además, surgió una tendencia anti alemana (ya saben, la primera Guerra) que provocó que la casa de Sajonia-Coburgo-Gotha fuera renombrada como Windsor, más inglés y más cuquis, obvio.

Estos dos se casaron en julio de 1893…

Vestidos-bodas-reales

Royal.uk

Isabel Bowes Lyon y Jorge VI

Esta boda se celebró en 1923 y para constancia de ello está el vestido: el más puro estilo de la moda de la década de 1920. Una cosa bastante simple, pero también bonita. Chequen en la foto la cintura baja, bajísima y el velo.

El encaje de Flandes que lleva y las flores blancas de York a cada lado de la corona de flores de azahar son todos elementos muy de boda real. Además, el vestido tiene un aspecto un tanto medieval, de crepe de seda color marfil y con tiras de lamé (una tela muy linda) bordada con perlas y cola y velo, la primera sujeta a la cadera y el segundo de la cabeza a los hombros, y más allá.

La cosa es que Isabel es la mamá de la reina actual Isabel II así que cuando esta se convirtió en reina, la otra pasó a ser la reina madre. Caso curioso, el hermano del Rey Jorge VI un tal Eduardo VIII fue rey antes, pero la cosa es que lo abrieron y él abdicó por su intención de casarse con la celebridad estadounidense DOS veces divorciada, Wallis Simspon… mmm ¿y Meghan qué onda?

En fin, aquí su vestido:

Vestidos-boda-real

Royal.uk

La Reina Isabel II y Felipe de Edimburgo

La reina actual y su esposo el duque de Edimburgo, Felipe, que antes de casarse había sido príncipe de Grecia y Dinamarca, se casaron en 1947 cuando Isabel era una niñata y él también. La cosa es que su vestido corresponde a la época casi perfectamente. El creador fue un señor llamado Sir Norman Hartnell que se inspiró en La primavera de Sandro Boticelli (la googlean) para crear la pieza.

La falda, o sea la parte de abajo es de satén Duchesse color marfil, y el escote tiene forma de corazón (awww) con mangas largas y apretadas. A parte de todo eso el vestido tiene bordadas unas rosas y perlas que se entrelazan con espigas de trigo en cristales y perlas.

Bueno, que el vestido es una cosa tremenda: la cola mide 14 pies de largo, hagan cuentas, son más o menos ¡4 metros! Y obviamente, con su boda Isabel marcó el futuro de las bodas reales. Las fotos marcaron tendencia y seguro has visto fotos similares, pero no tan reales, en la colección de tu familia.

No nada más eso: Isabel fue la primera que puso su coronación en la tele y eso fue como un preámbulo de las bodas en la tele.

Vestidos-bodas-reales

Royal.uk

Diana y el Príncipe Carlos de Gales

UFFFFF, seguro que esta junto con la de Thalía, es la boda del siglo. El vestido, chequen nada más: está bordado a mano en pequeñas lentejuelas y perlas de nacar centrado todo en un motivo de corazón. Eso, dicen, creó un efecto DESLUMBRANTE en el vestido que diseñaron David y Elizabeth Manuel.

Obviamente el vestido marca una época porque casi casi que de ahí para los noventa todas las novias querían verse como Lady Di, real era una boda de ensueño. Se casaron en 1981, pero después ya todos conocemos la trágica historia: Diana y Carlos acabaron por odiarse y ella se murió en un trágico accidente en París.

Así de bonita se veía la suegra de Meghan cuando se casó.

Vestidos-boda-real

Royal.uk

Camila de Cornualles y el príncipe Carlos de Gales

Bueno, esta boda es todo un tema porque dicen que Camila Parker, la actual duquesa de Cornualles fue toda una pesadilla para la princesa Diana cuando ella y Carlos eran esposos. Tras la muerte de Diana se supo que Camila tenía una relación con Carlos y luego en 2005 consumaron su crimen a todas luces. No obstante, como fue un segundo matrimonio pues obviamente Camila no estaba en condiciones de usar un vestido súper chido.

Te preguntarás por qué si Carlos es el príncipe de Gales, Camila es duquesa de Cornualles. Pues resulta que como Diana ya tenía el título de Princesa de Gales, Camila no podía usarlo y le dieron este. La cosa es que es más un vestido de boda civil que de boda real, ¡todo por pecadores! Ok no, pero si es uno de los vestidos más simples.

Mírenlos y júzguenlos. 

Vestidos-bodas-reales

Royal.uk

Kate Middleton y el Príncipe William a.k.a. Guillermo, Memo pa’ los cuates

La boda a la que no fue Estibalis es todo un acontecimiento. Estos dos tórtolos se casaron el 29 de abril de 2011 en la Abadía de Westminster y con esto el príncipe William duque de Cambridge le dio a Catherine Middleton el título de la duquesa de Cambridge.

El vestido que Kate adorada usó para la boda fue un trabajo de Sarah Burton para la casa Alexander McQueen, y como todo buen vestido tiene satén de marfil ligeramente acolchonado en la cadera y angosto hacia la cintura.

El vestido es la más pura inspiración de la corsetería de la tradición de la era victoriana, un sello distintivo en los diseños de Alexander McQueen. La parte superior además incorpora motivos florales recortados en encaje hecho a maquina y después, los pusieron sobre seda con manos de a Real Escuela de Costura de Inglaterra.

La parte de abajo y la cola también incorporan el encaje así, y el cuerpo de toda la pieza está hecho de satén blanco: la pieza completa hace referencia a una flor en nacimiento con pliegues muy bonitos que caen al piso y forman un vestido totalmente victoriano. La cola mide más menos 3 metros.

¡Qué bonita se veía la Kate adorada!

Vestidos-boda-real

Boda de William y Kate Middleton

Así que ya no podemos esperar más a la sorpresa que Meghan Markle nos va a dar este sábado… que duren mucho o que duren poco, pero que duren bien ¿no?

Gracias por tanto, realeza… y una que nunca se va a casar.

Arriba