Ponen piso con ilusión óptica para que la gente deje de correr

Seguro ya viste muchos ejemplos en el pasado de ilusiones ópticas que la gente dibuja en la calle, ya sea por razones estéticas (como estas “sombras” caricaturescas) o por razones más prácticas (como estas señales peatonales para que los coches se detengan).

Pues bien, aquí les traigo una muestra más para la colección.

Se trata de un pasillo en una tienda de azulejos en Manchester, Reino Unido que se llama Casa Cerámica (así, en español). Para prevenir que los niños pequeños dejen de correr por la tienda (que también funciona como sala de exposiciones), el dueño Duncan Cook mandó a instalar un suelo especial, dando la impresión de que hay una hondura peligrosa a la mitad del camino.

Al desprevenido que no esté al tanto lo hubiera pensado dos veces antes de caminar por ahí, ya ni se diga correr. Pero la realidad es que el piso está completamente plano.

Y eso no es lo más sorprendente de esta historia. No creas que el efecto es creado con pinturas o vinilos ¡Son azulejos de verdad! Cada uno cortado para ajustarse a la forma ondulada que requiere la ilusión.

Así fue como lo hicieron: