¿Harto de tu trabajo? El síndrome de burnout es reconocido por la 100cia

Trabajo muy duro, como un esclavo...

¿Te duele la cabeza al final de la jornada laboral? o ¿te cuesta trabajo concentrarte a lo largo del día? Podrías tener el síndrome de burnout, y el estrés que sufres por tu trabajo podría ser el culpable.

Te recomendamos: Comer triste o enojado te hace engordar, según la ciencia

No es que yo sea 100tífico para hablar del tema, sin embargo la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya clasificó como un síndrome al conjunto de achaques que te dan por causa de tu abrumadora chamba.

El burnout es resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no ha sido manejado apropiadamente, según la CIE-11 (edición número 11 de la Clasificación Internacional de Enfermedades).

¿De qué va el síndrome de burnout?

“Un síndrome conceptualizado como el resultado de estrés crónico en el lugar de trabajo que no ha sido manejado con éxito. Es caracterizado por tres dimensiones: 1) sentimientos de agotamiento de energía o cansancio; 2) mayor distancia mental del trabajo o sentimientos de negatividad o cinismo relacionados al trabajo; y 3) eficiencia profesional reducida”, se lee en el CIE-11.

El termino ya lleva rato siendo estudiado. Fue acuñado en 1974 por el psicólogo Herbert Freudenberger. Desde entonces ha sido analizado con insistencia.

Existen profesiones en las que el burnout tiene una incidencia del doble que otras. Por ejemplo, a los médicos en los sistemas de salud les va como en feria, ya que son agobiados por la gran cantidad de pacientes que tiene que atender.

En Reino Unido, 12.5 millones de días laborales se perdieron a consecuencia del burnout que sufrieron 526 mil trabajadores entre el año 2016 y el 2017.

Críticas a la clasificación

Muchos ven con buenos ojos que el burnout sea clasificado como un padecimiento, ya que así, en teoría, los patrones en los trabajos tomarían cartas en el asunto para que sus empleados no lo padezcan. Sin embargo otros advierten que al encasillarlo como un padecimiento médico, se le normalizará, se recetarán medicamentos y no se cambiarán las condiciones laborales que lo provocan.