Poyekhali!, la frase que inició la era espacial

El 12 de abril de 1961 inició oficialmente la Era Espacial. Bueno, oficialmente para los humanos, porque la de los perros y macacos ya había empezado. Yuri Gagarin, de nacionalidad...

El 12 de abril de 1961 inició oficialmente la Era Espacial. Bueno, oficialmente para los humanos, porque la de los perros y macacos ya había empezado. Yuri Gagarin, de nacionalidad rusa, fue el primer humano en viajar –y regresar– sano y salvo al espacio, el primer cosmonauta.

 

Estos son 5 datos que seguro no sabías sobre este revolucionario hecho:

 

¿Qué tan lejos está el espacio?

Por convención, el espacio exterior empieza en línea de Kármán, a unos 100 kilómetros de distancia del nivel del mar. De hecho, a esta altura suceden las auroras boreales. Sin embargo, este no es un punto libre de aire. La capa superior de la atmósfera terrestre, la exósfera, se extiende de 690 a 10,000 kilómetros de altitud. Obviamente es la capa menos densa, pues es la que está en contacto con el vacío (casi absoluto) del espacio.

 

Madera de campeón

Gagarin fue uno de los 20 candidatos del Programa Espacial Soviético para participar en la misión Vostok 1 (la primera en llevar humanos al espacio). El piloto de aviación resultó más que ideal. En su evaluación psicológica fue descrito como modesto, con una aguda atención a sus alrededores, perseverante y disciplinado. Además tenía excelente memoria y dominio de las matemáticas, e incluso era el favorito de entre los candidatos mismos. Sin embargo, “gran” parte de la magia se la llevo su altura, 1.57 metros. Sí, no era el hombre físicamente más imponente, pero sí el más perfecto para estar en la pequeñísima cabina de la nave Vostok.

Yuri Gagarin, cosmonauta.

 

Poyekhali!

Desde el despegue, en el Cosmódromo de Baikonur, hasta el aterrizaje, después de haber orbitado alrededor de la Tierra, el vuelo del Vostok 1 duró 1 hora 48 minutos. En el momento de lanzamiento, Gagarin dijo Poyekhali!, que se puede traducir como “¡Vamos!”. Esta sencilla e informal frase se convirtió en una expresión histórica y un sinónimo del inicio de la Era Espacial.

La cabina del Vostok 1.

 

Música en el espacio

Al regresar del vuelo, Gagarin le comentó al líder soviético Nikita Khrushchev que durante el reingresó a la Tierra silbó una canción de Dimitri Shostakovich, “La Madre Patria escucha”.

“La Madre Patria escucha,

la Madre Patria sabe,

donde sus hijos vuelan por el cielo.”

 

Ni dioses ni marcianos

A Gagarin se le ha atribuido erróneamente la frase “No veo ningún dios aquí arriba”. Sin embargo, no hay ningún registro de ellos. La cita realmente fue usada por Nikita Khrushchev durante un discurso: “Gagarin voló al espacio, pero no vio ningún dios ahí”. Por si no era obvio, Khrushev no era nada religioso. Aunque siendo justos, Gagarin efectivamente nunca vio un dios (o por lo menos no le dijo a nadie).

 

Lo que aparentemente sí dijo justo después de aterrizar, luego de ser expulsado de la cápsula y caer en el campo auxiliado de sus propios paracaídas, fue: “No tengan miedo. Soy un ciudadano soviético como ustedes, quien a descendido del espacio y necesito encontrar un teléfono para llamar a Moscú”. Un campesino y su hija presenciaron el aterrizaje de Gagarin y la nave espacial. En cuanto el cosmonauta se empezó a acercarse a ellos, retrocedieron temerosos.

 

Definitivamente no es todos los días que ves a un hombre caer del espacio exterior.

 

 

 

Vía Wikipedia