Perra Frida donó sus botas de rescate porque es la más bonita y buena de todas ¿verdad que sí? ¿verdá que shí?

Entre los símbolos de solidaridad que surgieron a partir de los sismos de septiembre en México, todavía figura de manera prominente Frida. ¿Cómo que no te acuerdas de Frida? ¿Perro...

Entre los símbolos de solidaridad que surgieron a partir de los sismos de septiembre en México, todavía figura de manera prominente Frida.

¿Cómo que no te acuerdas de Frida? ¿Perro hembra de raza labrador de nueve años de edad que forma parte del Equipo de Búsqueda y Rescate en Estructuras Colapsadas de la Secretaría de Marina? ¿Tiene unas botitas azules y unos goggles? Ándale, esa.

Aunque fueron varios los perros de rescate que se distinguieron por sus labores increíbles en los días posteriores al 19 de septiembre, Frida fue la más reconocida entre los binomios caninos. Desde entonces, la perrita y su manejador, Israel Arauz Salinas, han formado parte de distintos eventos y ceremonias que honraron su actuación.

El más reciente acto se llevó a cabo esta semana, en el cual la perra Frida donó sus famosas botas especiales al Museo de Calzado El Borcegui (en una noticia relacionada, en la Ciudad de México existe un Museo del Calzado y está justo aquí). Arauz Salinas, tercer maestre de infantería de Marina, también donó sus botas a este recinto para la posteridad.

Las botas que ya forman parte del acervo de este museo son las mismas que portó Frida en sus labores de rescate en la Ciudad de México y en otras zonas de desastre. Hechas a la medida especial de las patas del can, la suela está hecha de material flexible y resistente a suelos peligrosos, así no se lastiman las almohadillas de sus patas.

Y eso no es todo. Según reportan los buenos colegas de Notimex, el calzado “también es antiderrapante en superficies lisas como mármol o mosaico y cuenta con aislantes eléctricas que evitan que al tener contacto con agua o cables con energía eléctrica pueda sufrir una descarga.” Mira.

(Photo by Hector Vivas/Getty Images)