Califorctenus cacachilensis, una nueva especie de araña descubierta en México

Si las inofensivas arañitas de rincón te dan miedo, ésta nueva especie podría provocarte un infarto

Si sufres de aracnofobia, esta nota no es para ti, y tal vez tampoco éste país lo sea.
Una nueva especie de araña venenosa gigante que fue descubierta en México, por investigadores del Museo Nacional de Historia Natural en San Diego, California, nombrada “Califorctenus cacachilensis“.

Michael Wall y Jim Berrian junto con expertos de México y Brasil investigadores del Museo de Historia Natural de San Diego, fueron quienes encontraron a esta arañota en la sierra Sierra Cacachilas, en Baja California Sur, México, y según las observaciones que han realizado, la araña pasa casi todo el tiempo de su vida en las cuevas, por eso había sido complicado encontrarla.

El descubrimiento de la araña se produjo durante una serie de expediciones de investigadores del Museo de Historia Natural de San Diego para explorar y catalogar la flora y fauna de las regiones remotas de Baja California. Ellos creen que la especie es única —o endémica— en ciertas áreas de la Península de Baja California. De modo que se convierte en un hallazgo importante en términos de investigación y conservación de la región.

Califorctenus cacachilensis, la nueva especie de araña descubierta en Baja California

“La primera evidencia que encontramos de esta especie fue un exoesqueleto en una gruta en  Cacachilas durante una expedición de 2013” explicó Jim Berrian.

Tiempo después, él y Wall encontraron una en una cueva cercana, y otra en un pozo abandonado de una mina. Los ganaderos locales con amplio conocimiento de la vida silvestre del área no la habían visto antes, así que los investigadores continuaron buscando hasta que vieron más ejemplares en el foso de cemento de una antigua dependencia y otros en grietas aisladas.
Al saber que podrían encontrarlas en lugares oscuros y solitarios, empezaron a tomar nota y terminaron hallándolas. Encontraron alrededor de dos docenas de ellas y llevaron a San Diego cerca de ocho especímenes, dijo Berrian en entrevista.

La Califorctenus cacachilensis se ve peligrosa pero en realidad es inofensiva

“Este es el tipo de araña que hace que mucha gente grite y corra, por ser lo suficientemente grande como para caer en esa categoría”, dijo Michael Wall, curador de entomología del Museo Nacional de Historia Natural en San Diego.

Entre los descubrimientos que arrojó el estudio de ésta especie, aseguran que la araña tiene ocho ojos pequeños y brillantes, la cabeza y las patas son de color marron, el abdomen tiene un color amarillo y su cuerpo es peludo. En cuanto a su tamaño, contemplando la extensión total de sus patas, puede llegar a medir 10 centímetros.
Para los dos investigadores del Museo de Historia Natural de San Diego, fue una gran sorpresa encontrar un arácnido desconocido, de un tamaño tan ancho como una pelota de softbol.

Califorctenus cacachilensis de cerquita

El investigador Berrian asegura que la “Califorctenus cacachilensis” puede tener un tamaño más grande, y a pesar de lo “terrorífica” que se ve, no es tan peligrosa como se cree, pues su veneno no es lo suficientemente fuerte para causar serios daños,  y a diferencia de su prima brasileña, descubrió que cacachilensis no parece matarte.

“Tienen colmillos claramente visibles. No tienes que buscar mucho para encontrarlos” dijo Michael Wall.

“Una de estas arañas me mordió en Baja California, la sensación la describiría como algo más suave que una picadura de abeja o avispa. Era como ser pinchado por una columna de cactus y había un leve dolor, pero se fue en pocas horas” según la experiencia de Jim Berrian con la arañota.

Esta araña puede alcanzar un tamaño de 10 cm

Consultando con la entomóloga mexicana María Jiménez para checar su taxonomía, ella concluyó que la nueva especie pertenece a la familia de las arañas errantes, que incluye a la araña errante brasileña, conocida para su potente y a veces letal veneno.

Las arañas errantes, nombradas por su hábito de vagar por la presa, cazan por comida y se defienden contra otros animales produciendo picaduras venenosas con las pinzas gruesas y peludas que tienen

[Vía sandiegouniontribune]