Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

ERIZOS

Un estudio afirma que la cerveza reduce el dolor más que los analgésicos

Hoy aprendí

Un estudio afirma que la cerveza reduce el dolor más que los analgésicos

Un estudio afirma que la cerveza reduce el dolor más que los analgésicos

Un estudio publicado recientemente afirma que la capacidad del alcohol para suprimir el dolor es superior a la de analgésicos tan populares

Si eres de los que cheléan para hacer más leve el sufrimiento de la vida y sentirse mejor, tenemos buenas noticias: no eres un borracho, eres una persona consciente que está haciendo lo correcto.

En la  la Universidad de Greenwich, en Londres, el doctor Trevor Thompson realizó un estudio sobre los efectos analgésicos del alcohol, dado que un mayor contenido de alcohol en la sangre se asocia con mayor analgesia.

La revista The Journal of Pain publicó que los detalles de este trabajo, en el que se hicieron 18 estudios en los que analizaron a 404 participantes que proporcionaron comparaciones de alcohol versus no alcohol en 13 pruebas de umbral de dolor y 9 pruebas de puntuaciones de intensidad del dolor.
El metanálisis de efectos aleatorios de la diferencia de medias estandarizada, proporcionó un apoyo robusto para los efectos analgésicos del alcohol. Un promedio de alcohol en sangre superior al 0,8% (aproximadamente tres cervezas) eleva significativamente la tolerancia al dolor en el organismo.


Los hallazgos sugieren que el alcohol es un analgésico eficaz que ofrece reducciones clínicamente relevantes en las puntuaciones de la intensidad del dolor, lo que podría explicar el uso indebido de alcohol en las personas con dolor persistente a pesar de sus posibles consecuencias para la salud a largo plazo.

Teniendo en cuenta estos estudios, Thompson concluye que el alcohol es un analgésico muy efectivo que proporciona una reducción clínicamente relevante en la intensidad del dolor, tal vez es por eso que si eres de los borrachitos que se han caído en plena peda, no sientan dolor.
Este estudio indica que la capacidad del alcohol para suprimir el dolor es superior a la de analgésicos tan populares como el paracetamol o el acetaminofen.

Pero ¡aguanta! No te pongas a beber sin control desde ahora, pues se necesitan más investigaciones para corroborar estos hallazgos para estados clínicos de dolor, además de que si bebes demasiado lo único que ocasionarás es posponer el dolor hasta el día siguiente y a ese dolor, sumarle todos los efectos secundarios poco deseables que da cuando te ataca la cruda y los efectos analgésicos pueden contribuir a la dependencia del alcohol en aquellos con dolor persistente.


Vía: Gizmodo y The Journal of Pain

Arriba