Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

ERIZOS

El islandés es un idioma tan complicado que está a punto de desaparecer

El islandés es un idioma tan complicado que está a punto de desaparecer

Hoy aprendí

El islandés es un idioma tan complicado que está a punto de desaparecer

El islandés es un idioma tan complicado que está a punto de desaparecer

No solo al mundo entero se le hace muy complicado este idioma sino también a la propia tecnología, y eso es un problema para el futuro del propio idioma.

Si pensabas que entender el lenguaje de un vendedor de Tepito era difícil, probablemente te gustará saber que es mucho más complejo entender el islandés.

Pero no solo al mundo entero se le hace muy complicado este idioma sino también a la propia tecnología, y eso es un problema para el futuro del propio idioma.

Según varios expertos lingüistas, estos han advertido que el islandés corre el riesgo de morir en la sociedad moderna. Bueno, entre otras cosas que están muriendo en estos tiempos.

Pero ¿por  qué? Bueno, los mismos islandeses han empezado a generalizar el del idioma inglés en su vida cotidiana. La primera razón es por el turismo, y en segundo lugar por el uso extensivo de dispositivos electrónicos controlados por voz, los cuales han reducido lentamente el número de personas que hablan islandés a menos de 400.000.

De acuerdo con Asgeir Jonsson, profesor de economía de la Universidad de Islandia:

Sin un lenguaje único el país podría experimentar una fuga de cerebros. Por ejemplo, una ciudad británica con una población del tamaño de Islandia tiene muchos menos científicos y artistas. Ellos simplemente se trasladan a la metrópoli.

Según el profesor el problema se agrava debido a que muchos de los nuevos dispositivos están diseñados para reconocer el inglés pero no el islandés:

No ser capaz de hablar islandés a los frigoríficos activados por voz, a robots interactivos o a dispositivos similares sería otro campo perdido.

Este problema empieza a vislumbrarse desde la base. Según Eirikur Rognvaldsson, un experto en idiomas de la misma universidad, los islandeses más “chavos” no estaban aprendiendo lo suficiente el idioma de sus ancestros.

Rognvaldsson finaliza expresando el miedo a perder la lengua a corto plaza: “Cuanto menos útil se haga el islandés en la vida cotidiana de la gente, más cerca estaremos de ser una nación que renunciará a su lengua”.

Ojalá y pronto también desapareciera el famoso “chales chales”.

Vía: Gizmodo

Arriba