Una serpiente estaba poniendo sus huevos y llega un ciempiés y se la come, porque #Naturaleza

Quizás lo más atractivo sobre la Naturaleza es que no hay ningún sistema de justicia que dicte el comportamiento de las especies del reino animal según nociones predeterminadas de “moral”...

Quizás lo más atractivo sobre la Naturaleza es que no hay ningún sistema de justicia que dicte el comportamiento de las especies del reino animal según nociones predeterminadas de “moral” o “ética”. En la ley de la jungla, no hay quien vele por ti; así siempre ha sido y así siempre será… por lo menos hasta que terminemos de destruir este planeta.

Hoy en “Naturaleza es cruel y despiadada”, les vamos a contar de un ciempiés del sudeste asiático que se devoró a una serpiente. Pero lo más cruel y despiadado de esta historia es que la serpiente estaba poniendo sus huevos, o sea, en su posición más vulnerable al ataque de depredadores.

Solo que el ciempiés no es precisamente un depredador que está a la cabeza de la cadena alimenticia. Más bien se trata de un oportunista que por lo general come insectos pequeños, pero de vez en cuando se da el lujo de comerse un ratón, un pájaro, o una serpiente, justo cuando no se pueden defender. Así es, el ciempiés es algo así como el funcionario público de la fauna.

Ahora bien, cabe destacar que este ciempiés no es la misma especie que vemos aquí en México, o sea, un gusano pequeñito y adorable que lentamente se trepa por la corteza de un árbol. Oh no, estos monstruos de Indochina identificados como Scolopendra dawydoffi son mucho más grandes, miden hasta 10 centímetros de largo, salen de sus escondites en la noche, y para comerse a sus presas, les inyectan un veneno para aturdirlas.

El caso del ciempiés y la serpiente hembra fue documentado por un equipo de biólogos en un parque ecológico de Tailandia. Al toparse con esta inquietante escena, los investigadores no intervinieron, dejando que la Naturaleza -cruel y despiadada, ya saben- hiciera lo suyo. Obvio, tomaron fotos.

Encontramos al ciempiés ya envuelto a lo largo de todo el cuerpo de la serpiente, que fue atrapada durante la oviposición, con tres huevos ya puestos, y otros dos aparentemente todavía dentro de su cuerpo.

Iuu.

Aquí tenemos el video del suceso en que… ¿cómo? ¿No hay video? ¿Solo fotos? Pfft.

Kanya Sophimai

Bueno, aquí hay un video de un caso similar y relativamente reciente, solo que la serpiente parece que está muerta, quitándole todo el chiste para los morbosos.

Ñom ñom.