El nombre del planeta Scarif en Rogue One nació de un error | ERIZOS
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

El nombre del planeta Scarif en Rogue One nació de un error

Scarif Star Wars Rogue One

Geekipedia

El nombre del planeta Scarif en Rogue One nació de un error

El nombre del planeta Scarif en Rogue One nació de un error

¿A nombre de quién el café?

Es fácil asombrarse ante las mentes que parecen infinitas en cuanto a creatividad se refiere, pero a veces la inspiración viene de lugares ni infinitos ni creativos, como en el caso del nombre del planeta Scarif, en Rogue One: A Star Wars Story.

 

Scarif es un planeta tropical bastante aislado, lo que aparentemente lo hacía perfecto para resguardar planes militares ultra secretos del Imperio. Entre esos proyectos importantísimos estaba la construcción de la primera Estrella de la Muerte.

 

 

Scarif: la historia de una equivocación

Durante el festival de cine SXSW, Gareth Edwards, director de Rogue One, compartió la anécdota sobre el nombre del planeta. Resulta que el nombre lo creo un barista que escribió mal el nombre de Edwards en un vaso de café. Típico. “Debí de haber dicho ‘Es Gareth’ [It’s Gareth] y escribieron ‘Scarif'”. Sin magia ni gloria, pero no deja de ser una anécdota vaciada.

 

 

De grande quiero ser un rebelde

Lo que sí es una anécdota más memorables e inspiradora es la realización del sueño de la infancia de Edwards. El director relató que cuando de niño vio la primera película de Star Wars, supo lo que quería hacer de grande. Y no, no era convertirse en cineasta, sino unirse a la Alianza Rebelde y ayudar a destruir la Estrella de la Muerte.

 

Edwards de hecho realizó su sueño de la infancia, pues en Rogue One tuvo un cameo vital para el éxito de la Alianza. Literal se escribió a sí mismo el papel de un soldado rebelde que jala la palanca que permite el escape de la princesa Leia. O por lo menos, según reddit sí es él. Reddit nunca nos mentiría, ¿o sí?

Gareth Edwards

Gareth Edwards, director y salvador de la Alianza.

 

Así que recuerden el consejo de Edwards: “Nunca, nunca escuchen a quien les diga que algo es imposible”.

 

 

 

Vía Hollywood Reporter

Arriba