Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Las alas de las libélulas despedazan a las bacterias

Libélula sobre rama

Geekipedia

Las alas de las libélulas despedazan a las bacterias

Las alas de las libélulas despedazan a las bacterias

Hermosas a plena vista, fatales a nivel microscópico…

Quizá nosotros no lo veamos, pero sobre nuestra piel y dentro de nuestros cuerpos hay ejércitos microscópicos de bacterias que podrían luchando por su propia supervivencia. De hecho, estos microorganismo existen virtualmente cualquier superficie del mundo… Virtualmente porque resulta que las alas de las libélulas tienen propiedades anti-bacteriales.

 

No eres tú, es la superficie de tus alas

Los científicos han estado experimentando y jugando con la idea de superficies anti-bacteriales, es decir, materiales que imposibilitan el natural desarrollo de las bacterias. Dicho en otras palabras,  las bacterias o no pueden nacer, o se petatean.

 

Entre las posibilidades técnicas de crear este tipo de materiales, destaca un tipo conocido como superficies nano-texturizadas. La idea, por más ridícula que suene, es crear “mini (o nano) camitas de clavos” donde se pinchen las bacterias, se rompan sus membranas protectoras y se les salgan sus orgánulos de bacterias, pobrecitas.

 

Sin embargo, las SNT son un concepto muy atractivo y que tiene a los investigadores particularmente interesados porque existe en la Naturaleza.

Snl GIF - Find & Share on GIPHY

 

Las alas de las libélulas tienen estructuras símiles a una “cama de clavos desgarradores de bacterias, aunque en un reciente estudio, realizado por investigadores nigerianos y australianos, descubrimos que su poder destructivo no funciona como lo imaginábamos.

 

En primer lugar, los científicos creían que los “nano clavos” literal penetraban a las bacterias, desgarrándolas. Ahora saben que las membranas de las bacterias ni tocan la superficie de los insectos, gracias a que estudiaron bajo microscopio la presencia de bacterias E. Coli sobre alas de libélulas. Lo que sucede es que las E. Coli segregan estructuras moleculares para aferrarse a su entorno (imagínatelo como si les salieran deditos para agarrarse). Dada la irregularidad de la superficie de las alas de las libélulas, cuando las bacterias intentan moverse, sus estructuras (sus “deditos agarradores”) ejercen fuerzas dispares sobre la membrana, desgarrándola.

 

Parecido, pero diferente

El modelo tradicional de superficies nano-texturizadas intentaba imitar una cama de clavos, literal. Pero las alas de las libélulas tienen protuberancias irregulares en su altura, al contrario de la cama de clavos, donde cada clavo tiene la misma altura. Es gracias a esta irregularidad es que las libélulas tienen propiedades anti-bacteriales.

Cama de Clavos

Cada clavo de la misma altura y a la misma distancia.

 

Bien ahí, libélulas, bien ahí…

Highfive GIF - Find & Share on GIPHY

 

 

 

Arriba