Conecta con nosotros

ERIZOS

Así estuvieron las audiciones para la nueva voz de Stephen Hawking

Stephen Hawking

El mame

Así estuvieron las audiciones para la nueva voz de Stephen Hawking

Así estuvieron las audiciones para la nueva voz de Stephen Hawking

La voz de un científico tiene que ser grave, ¿sexi… y ?

Stephen Hawking no es el hombre más galán o agraciado, pero eso no ha evitado que se convirtiera en uno de los científicos más queridos y reconocidos del mundo. Es sabido que Hawking padece de esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad degenerativa que afecta los músculos. La enfermedad le fue diagnosticada a los 21 años de edad. Aunque los médicos le pronosticaron dos años de vida, ha vivido hasta los 75 estudiando el Cosmos.

 

Su enfermedad ha deteriorado sus músculos a tal grado, que perdió el habla. Para comunicarse, se ha auxiliado de una computadora que dicta lo que escribe usando pequeños movimientos oculares. Hace 30 años que el Profesor se ha usado este método y durante este tiempo ha tenido la misma voz.

 

No tiene nada de malo tener la misma voz toda la vida. Es más, para la mayoría de los mortales así es. Sin embargo, Stephen Hawking consideró que era tiempo de actualizar “su” característica voz robótica y organizó una audición para encontrar el timbre que acompañará sus cátedras y conferencias.

 

No, no es cierto, no hizo eso. Pero de haberlo hecho, así se hubiera visto:

 

Celebridades de la talla de Liam Neeson, Rebel Wilson, Stephen Fry y hasta Gordon Ramsay participaron en las “audiciones”. El Profesor Hawking no tiene mucho control de su rostro, pero expresa perfectamente su inconformidad por el desempeño de los aspirantes. Ni el mismo Eddie Redmayne, quien ganó el Oscar interpretando al profesor en La Teoría del Todo, impresionó a Hawking. Tampoco Felicity Jones o John Boyega, quienes tienen experiencia en guerras de las galaxias, se quedaron con el papel.

 

Al final de este sketch, Stephen Hawking se decide por una de las voces inglesas más distinguibles. ¿Sí lo reconociste?

 

 

 

Vía Rolling Stone

Arriba