Conecta con nosotros

ERIZOS

Los 5 superpoderes más útiles en San Valentín

X-Men, Titania Rogue y Gambito

Geekipedia

Los 5 superpoderes más útiles en San Valentín

Los 5 superpoderes más útiles en San Valentín

Este San Valentín superaumenta tus superprobabilidades de superfornicar con estos superpoderes.

Nunca faltan aquellos ansiosos que se aterran cada que se acerca San Valentín. Hemos pisado la Luna y aún así el amor nos espanta. Aunque quizá sea más correcto decir que es el rechazo y la idea de no ser dignos de aceptación y cariño lo que nos carcome el alma.

 

Para los más geeks y tímidos de ustedes pensamos en una lista de superpoderes que seguramente serían muy útiles, no sólo cada 14 de febrero, sino todos los días (pues todos los días hay que buscar el amor). Claro, estos poderes no existen y, aunque existieran, alguien como tú no los tendría. Pero bueno, se siente bonito soñar.

 

Telepatía

¿Cuál es la forma más directa de llegar al corazón de alguien? Antecediendo todos sus deseos y esperanzas. Nunca errarías en regalos, en restaurantes, ni en palabras. Y más importante, sabrías lo que realmente piensan de ti. ¿A tu amorcito no le gusta tu peinado? ¿Tu ropa? ¿Que escupas al hablar? No hay problema, pues tendrás la oportunidad de cambiar todas las cosas horribles de ti antes de que colmen la paciencia de tu amor.

 

Claro, suponiendo que no tienes ningún reparo ético en penetrar sin permiso el lugar más íntimo y personal de una persona: sus pensamientos. Maldito enfermo.

Weird GIF - Find & Share on GIPHY

 

Cambiaformas

¿De qué sirve la telepatía si no hay NADA que tu amorcito encuentre atractivo en ti? Sirve para sentir el dolor del rechazo sin necesidad del valor para declarar tu amor.

 

Si crees que no tienes nada digno de admiración y aprecio, la solución más enferma obvia es no ser tú mismo. Los cambiaformas pueden ser lo que quieran, cuando quieran. ¿No naciste alto, moreno y guapo? ¿Tu cuerpo no es un 90-60-90? ¡Qué más da! Nacer con genes ganadores sobrevalorados es para los pusilánimes. Los cambiaformas pueden ser altos, morenos y guapos un día, y al siguiente ser tremenda rubia con 4 libra’ de cadera que la tiene toda y está bien buena.

Haruyuki Arita GIF - Find & Share on GIPHY

 

(Híper) creación de feromonas

Si la idea de renunciar a lo que eres te parece detestable y sólo quieres que te quieran por lo que eres, lo mejor será recurrir a la coerción biológica. Las feromonas son sustancias químicas que todos los seres vivos producimos. Las usamos para mandar señales a otros individuos de nuestra especie y provocar ciertos comportamientos. Comportamientos como la atracción sexual (y consecuente fornicación).

 

Si tuvieras el control de la producción de tus feromonas, técnicamente podrías hacerte irresistible para cualquiera. Adiós rechazo, hola incesante y sistemático acoso sexual a donde quiera que vayas.

Disney Parks GIF - Find & Share on GIPHY

 

Toque de Midas

Dinero, la feromona por excelencia de los humanos. ¿Andas corto para invitar a tu amorcito corazón a cenar a París? ¿La extinción del chocolate duplicó el costo de la choco-mansión que le quieres regalar en San Valentín? Usa esos deditos mágicos que todo lo convierten en oro para costear esos y más lujosos caprichos.

 

No hay corazón que se resista a un diamante más pesado que el mismo corazón. Con tu derroche de lujo tendrás a tu amorcito entre tus brazos, rendid@ de amor. Tomarás gentilmente su rostro entre tus manos, sus ojos cerrados esperando tu trémulo beso y… Ups…

 

Quizá tener el toque de Midas no es tan buena idea. Esperemos seas feliz en tu celda de oro, maldito asesino.

Pete Martell GIF - Find & Share on GIPHY

Dato curioso:

Un corazón, en promedio, pesa unos 250gr en mujeres, 275gr en hombres.

 

Súper lengua; fuerza, control y extensión sobrehumanas

¿Necesitamos explicar algo? ESTA sí es la forma más directa de llegarle al corazón a alguien. Punto.

Giphy Studios Originals GIF - Find & Share on GIPHY

Tongue GIF - Find & Share on GIPHY

 

Spongebob GIF - Find & Share on GIPHY

 

¡Feliz San Valentín!

 

 

 

Arriba